Vox recibió más de un millón de euros procedentes del exilio iraní. Así de rotundo lo afirma hoy el diario El País tras analizar una hoja de cálculo secreta de las donaciones del partido de extrema derecha. El primer presidente y fundador de la formación, Alejo Vidal-Quadras ha admitido que “los fondos de exiliados iraníes no solo sirvieron para pagar la campaña europea de 2014, sino que también para poner en marcha Vox”.

La primera transferencia de los simpatizantes del Consejo Nacional de la Resistencia de Irán (CNIR) se realizó a una caja común de Vox el 17 de diciembre de 2013, el mismo día que se inscribieron en el registro de partidos políticos. En total el partido que ahora lidera Santiago Abascal recibió 1.156,22 euros, con los que pagaron la campaña de 2014, la fianza y alquiler de su sede en Madrid, los salarios de la plantilla, muebles, ordenadores y el sueldo del propio Abascal.




















Vox

El CNRI recaudó fondos en una quincena de países





El CNRI, que tuvo un brazo armado que figuró hasta 2012 en la lista de organizaciones terroristas de Estados Unidos, fue recaudando fondos para Vox en una quincena de países entre los que destacan Alemania, Italia, Suiza, EE.UU. y Canadá. “Abascal estuvo al tanto de todo, le expliqué mi relación con el CNRI y le dije que nos financiarían. Le pareció bien. Estaba encantado y no puso ninguna pega”, ha relatado Vidal-Quadra, que abandonó el partido en 2015.

El pasado lunes Abascal afirmó en un desayuno informativo que todos los fondos de la formación han sido auditados por una empresa y entregados al Tribunal de Cuentas. Garantizó la legalidad del sistema de financiación de VOX.









Vox ha irrumpido con fuerza en el panorama político española tras su éxito en las elecciones andaluzas
Vox ha irrumpido con fuerza en el panorama político española tras su éxito en las elecciones andaluzas
(Jose Manuel Vidal. / EFE)

Según publica hoy El País, el exilio iraní dejó de aportar dinero a la extrema derecha española justo antes del inicio de la campaña europea de mayo de 2014. Además, Vidal-Quadras puntualiza que el CNRI solo organizó la colecta, “los donativos no vinieron de la organización, sino de simpatizantes del CNRI. De una comunidad en el exilio muy variopinta”.




















All copyrights for this article are reserved to Política