El grupo municipal de VoleMataró ha presentado denuncia penal contra el alcalde de Mataró, David Bote, por supuestos delitos de prevaricación y trato de favor hacia el transfuguismo y grupos municipales minoritarios. La polémica, según la portavoz de Volem, Montse Morón, surge después que el gabinete de alcaldía, presumiblemente haya favorecido a otras formaciones políticas sin representación municipal en el reparto de sillones en el salón plenario y en actos protocolarios.

Morón acusa al alcalde Bote y a los responsables de su gabinete de alcaldía, de “saltarse en actos, reuniones, plenos y entrevistas” el orden jerárquico establecido en la Ley de Bases de Régimen Local. Con el reparto de sillones en la sala de plenos municipal, VoleMataró interpreta que se ha vulnerado sus derechos al omitir el protocolo establecido y la jerarquía política. Consideran además que los responsables del gabinete de alcaldía favorecen a la concejal tránsfuga, ahora adscrita a la formación Comuns y a ICV, que cuenta con un único representante.




















Montse Morón, portavoz de VoleMataró
Montse Morón, portavoz de VoleMataró
(Fede Cedó)

“El alcalde viola el derecho a la información de los concejales” añade Volem en la denuncia presentada ayer en los juzgados de Mataró, ya que considera inaceptable y “rayando la ilegalidad” que los concejales del grupo municipal deban esperar a obtener la información requerida hasta quince días y en algunos casos “meses y años”. Unas peticiones que, aclara “en otros casos ni se cumplen”.









All copyrights for this article are reserved to Política