«Antes de empezar quiero tener un recuerdo para la familia de Luis». Ernesto Valverde, el entrenador del Barcelona, tomó la palabra antes incluso de que comenzara la rueda de prensa previa al duelo de este sábado en El Sadar ante Osasuna. Quiso acordarse de Luis Enrique y de su familia, que viven unos terribles momentos de dolor tras la muerte de Xana, su hija de nueve años. «Me resulta difícil encontrar palabras adecuadas para reconfortar a gente que esta viviendo momentos tan duros», ha dicho Valverde. «Quiero mandarle todo nuestro apoyo, todo nuestro cariño y nuestro ánimo para su familia. De todos los que estamos aquí, del Barça», ha indicado el técnico azulgrana, quien empezó esa comparecencia marcada por el dolor. «Quiero mandarle un abrazo enorme para todos ellos», ha dicho.

Luego, tuvo que hablar de la rutina del día a día. Del mercado. «Tengo muchas ganas de que llegue ese día», contó implorando a que llegue el 2 de septiembre, fecha límite para hacer fichajes. «Así descansamos todos. ¿Tema Neymar? No tengo nada que decir. Es un jugador de otro equipo, ya veremos qué ocurre», ha subrayado, asumiendo que está «incómodo» con tanto «chisme», así lo calificó, que puede llegar a afectar a sus jugadores.

«Osasuna siempre ha sido un rival temible en El Sadar, te empuja muchísimo. No te puedes descuidar» (Valverde)

Confirmó Valverde que Messi no estará en El Sadar. «Sigue en proceso de recuperación normal. Si es verdad que con estos días de margen esperamos que ante el Valencia pueda estar disponible, luego la Champions”, ha dicho marcando así el plazo para el retorno del 10 al equipo. Sería el sábado 14 de septiembre en el Camp Nou ante el Valencia. Aún no ha debutado Leo esta temporada. Después, el técnico fue mucho más escueto cuando le preguntaron por Dembélé. Ni dio plazos para su retorno ni le regaló elogios como si hizo al inicio de temporada cuando detectó un cambio de actitud. Cambio estéril. “Está lesionado, tenemos que esperar a que se recupere, luego ya veremos. No voy a comentar nada de Dembéle».

Más que de Osasuna («siempre ha sido un rival temible en El Sadar, te empuja muchísimo, no te puedes descuidar, viven un momento eufórico», dijo Valverde) tuvo que responder preguntas sobre el mercado. Primero Neymar; luego, Dembelé. Y, finalmente, Rakitic. «Es un gran jugador. Nada hace pensar que no vaya a estar aqui, es verdad que el otro dia no jugó y ya está. De la misma manera que Busquets no jugó el día anterior», ha indicado el entrenador en alusión a la ausencia de Busi en el debut liguero en San Mamés. Ni un minuto jugó contra el Ahletic. «La temporada es muy larga y y hay sitio para todos».

«Estoy muy contento con De Jong. Tiene recorrido largo, puede llegar al área, jugar en dos posiciones, tiene disparo y capacidad de hacer goles» (Valverde)

Tras recordar el técnico que el Barça ha tenido «un sorteo duro en la Champions, como en los otros años, no es ninguna sorpresa», se dedicó luego a hablar de Griezmann. «Era un partido importante para él y respondió con garantías. Como esperábamos de él. Sabemos que si el balón está cerca de Griezmann es resolutivo. Eso lo sabemos».

Sobre De Jong, afirmó Valverde que «tiene que acoplarse a la dinámica de nuestro equipo y a la competición liguera, algo que Griezmann ya conocía». Pero el técnico está «muy contento» con la aportación del joven holandés. «Tiene recorrido largo, puede llegar al área. Puede jugar en dos posiciones, tiene disparo y capacidad de hacer goles». Cuando le preguntaron, ya para concluir la rueda de prensa, en qué situación estaba de cansado del 0 al 10 del caso Neymar, Valverde reaccionó rápido. «¿Y tú?, le dijo al periodista. «Yo, 10», le respondió el informador. «Yo, nueve y medio», replicó el técnico

All copyrights for this article are reserved to Portada

Quantcast