“;ultimaHoraHtml += “

“;ultimaHoraHtml += “

” + json.title + “

“;if (json.lead !== “”) {ultimaHoraHtml += “

” + json.lead + “

“;}ultimaHoraHtml += “

“;
document.getElementById(“urgente”).innerHTML = ultimaHoraHtml;

}
}
});











Muhamadu Buhari

REUTERS / HANDOUT . – Archivo






Publicado 30/01/2019 17:40:41CET

MADRID, 30 Ene. (EUROPA PRESS) –

Un tribunal de Nigeria ha rechazado este miércoles la apelación presentada por el presidente del Tribunal Supremo, Walter Onnoghen, destituido por el presidente, Muhamadu Buhari, a pocas semanas de las elecciones del 16 de febrero, allanando el camino para que sea juzgado por supuestas violaciones del código de conducta.

Onnoghen presentó la apelación durante la jornada del martes, si bien el Tribunal de Apelaciones ha decidido rechazarla y permitir que sea juzgado por supuestamente no informar sobre sus ingresos, tal y como ha recogido el diario nigeriano ‘Daily Post’.

El Tribunal del Código de Conducta de Nigeria (TCC) anunció el lunes la suspensión ‘sine die’ del procesamiento de Onnoghen, cuyo cese ha desatado las sospechas a nivel nacional e internacional. El viernes tomó posesión el juez Tanko Mohammed en sustitución de Onnoghen.

El pasado 12 de enero el TCC anunció que Onnoghen se enfrenta a seis cargos por presunta no declaración de bienes. La acusación incial partió de Dennis Aghanya, miembro del equipo de prensa de Buhari entre 2009 y 2011.

El Colegio de Abogados de Nigeria anunció en respuesta una huelga de dos días a partir del martes, 29 de enero, para protestar por la suspensión.

El Senado, por su parte, presentó el lunes una denuncia contra el Gobierno en el Tribunal Supremo para dilucidar si el presidente Buhari actuó conforme a derecho o si usurpó, como creen, las competencias del Parlamento.

La oposición lo calificó de “dictadura” y detuvo su campaña electoral durante 72 horas en protesta. El equipo de observación electoral de la UE dijo que la suspensión de Onnoghen les había generado preocupación sobre la “justicia electoral” de los próximos comicios.

El cese de Onnoghen ha desatado la polémica en el país dado que Buhari, argumentan sus críticos, no tiene la capacidad de cesar unilateralmente al jefe de la Judicatura como ha sucedido en esta ocasión.

Las elecciones, que determinarán quién dirigirá al mayor productor de crudo en África y al país más poblado del continente, están previstas para el próximo 16 de febrero. Buhari figura entre los favoritos, junto al opositor y exvicepresidente Atiku Abubakar.




Contador













All copyrights for this article are reserved to Internacional