El latido de la ciudad concentró los endoscopios entre la Casa del Libro el Cercle d’Economia y la Sala Parès. Presentación de libros con políticos de hoja perenne y acciones solidarias para proteger a los más débiles.

La primera fila de la sala de actos de la Casa del Libro parecía más la de un mitin electoral que la de la presentación de un libro. Fue este martes y allí estaba el ‘president’ Artur Mas, junto a Núria de Gispert, Àngels Chacón, Antoni Balmon, Jaume Collboni, Germà Gordó, Andreu Mas-Collell o el vicepresidente del Barça, Antonio Escudero. Cerca de ellos, Gerard Esteva, Santi Fisas, Javier Melero, Gerard Guiu o la madre y marido del protagonista. O sea, del expolítico Santi Vila, que ha escrito el libro ‘Vida Plena, Vida buena’ y que habló sin pelos en la lengua.

Artur Mas, en primera fila durante la presentación del libro de Santi Vila

/

Joan Vehils

Dijo que echa de menos la política y no lo disimula. Intuyo que pagaría por ser candidato a la alcaldía de Barcelona, pero no puede dar el paso hasta que la justicia le declare inocente sobre el conflicto con Aragón de su etapa de ‘conseller’ de Cultura. Explicó también su reencuentro con Puigdemont en Waterloo: «Está en el exilió porque en su día conducía un vehículo que le venía demasiado grande». Fue muy crítico con la manera de proceder del President, pero se declaró amigo suyo. Mostró compasión por Jordi Pujol y estuvo cariñoso con Artur Mas. Por cierto, se produjo un frío saludo entre Mas y Andreu Mas-Collell, al que De Gispert no reconoció. Entre la mascarilla y los muchos kilos que ha perdido el ‘exconseller’ de Economía, la expresidenta del Parlament le preguntó al oído a Mas si realmente era él.

La sala estaba a tope y no había para menos porque Santi Vila reúne a muchos colectivos. Él mismo se declaró político, empresario, cristiano, gay, del Barça, de Figueres, de Barcelona, catalán y español. Ahora solo queda ver si llega a tiempo para encabezar una candidatura. Si eso ocurre, veremos si continúa hablando con tanta contundencia e inteligencia o se vuelve más político.

¡Ahh! No pudo asistir Mercedes Milá, por covid, que debía presentar el acto, pero le suplió con nota el periodista Màrius Carol y el filósofo Gregorio Luri, que también cautivó a la sala.

Elecciones en el Cercle d’Economia

No hay vuelta atrás y el Cercle d’Economia celebrará sus primeras elecciones tras 64 años de existencia. Serán en julio y habrá dos candidatos. La empresaria y emprendedora Rosa Cañadas y el exbanquero Jaume Guardiola. Se intentó una candidatura de consenso, se han visto los dos, se han reunido los expresidentes y nada de nada. No hay acuerdo y no lo habrá y los 1.200 socios del Cercle elegirán democráticamente a su nuevo presidente.

De momento silencio pero serán unas elecciones al más puro estilo político. Con debates, caras a caras y todo lo que conlleva una campaña electoral. De hecho, tanto Cañadas como Guardiola, hay quien apunta que podría surgir un tercero, ya están trabajando y confeccionando sus propios equipos. Mientras, Javier Faus, el actual presidente, que ya tiene en su currículum el haber organizado una de las mejores Jornadas de la historia Cercle, se mantendrá neutral y se ha propuesto organizar unas elecciones modélicas. Pues eso, que también en el Cercle, como todo en Catalunya, habrá dos bandos. Que sea para bien.  

Más que una exposición

El miércoles, en la Sala Parés, la galería con más historia de Catalunya de la calle de Petritxol, se celebró una de las presentaciones más emotivas de la semana. Llegué andando tras adentrarme por las caducas galerías Maldà. Mi primera sorpresa fue encontrarme con una sala repleta. Lo entendí pronto. Mientras observo las fantásticas 16 obras finalistas del concurso que la Fundación Josep Santacreu ha organizado con la Fundació Casa Dalmases para ilustrar cajas de chocolate artesanal, me cruzo con Òscar Camps y el vicepresidente del Barça Eduard Romeu.

Noticias relacionadas

Saludo también a Josep Santacreu, presidente de la Fundació y a Eva Calatayud, directora e impulsora de la plataforma ArtSingular de la Fundación Santacreu. El proyecto 100% singulars difunde el arte creado por personas con enfermedad mental o diversidad funcional y ha sido muy bien acogido por galeristas y gestores culturales. La galería recoge por primera vez las excelentes obras realizadas por estos artistas en talleres de arte de entidades sociales de Catalunya. En fin, espectacular.

Al salir coincido con la modelo, activista y presidenta de la Fundació Ared, Judit Mascó. Está emocionada por lo visto. Rambla arriba, antes de que Judit se adentre en los ferrocarriles, me comenta que ya preparan acuerdos entre Ared y la Fundació Josep Santacreu. Pues eso, que suerte tenemos del trabajo solidario de los Santacreu, Calatayud, Camps, Romeu o Mascó. ‘Chapeau’.

All copyrights for this article are reserved to Portada