• Seis de cada diez votantes no independentistas son partidarios de conceder la medida de gracia a la cúpula del 1-O

El Gobierno tiene desde hace meses las peticiones de indulto a los presos independentistas sobre la mesa, junto a los informes contrarios de la Fiscalía y del Tribunal Supremo a la concesión de esta medida de gracia. El Ejecutivo de Pedro Sánchez trata de no empantanarse y evita fijar plazos para decidir sobre un asunto que alterará a una oposición preparada para enmendar cualquier maniobra que persiga aligerar las penas a la cúpula del referéndum del 1-O. Los independentistas desdeñan esta herramienta porque si bien facilita la salida de prisión de sus líderes, mantiene la comisión del delito por el que fueron condenados. Presionan, en cambio, con una proposición de ley de amnistía que llegará al Congreso el 15 de marzo sin posibilidades de prosperar por la falta de apoyos en el hemiciclo. Pero, ¿qué opina la ciudadanía de Catalunya?

Según el último sondeo del Gabinet d’Estudis Socials i Opinió Pública (GESOP) para EL PERIÓDICO, el 72,4% de los catalanes está a favor de que el Gobierno conceda los indultos a los políticos independentistas presos y un 19,6% de pronuncia en contra. El porcentaje favorable ha crecido respecto al sondeo publicado en octubre del 2019, ya que los partidarios de esta vía representaban entonces el 62,1%.

Hasta el 91,1% de los encuestados que defienden la desconexión de Catalunya del resto de España apuestan por indultar a la cúpula del 1-O, pero en la grada constitucionalista también son mayoritariamente proclives a usar este herramienta, ya que el 58,8% opina que el Ejecutivo central debería otorgar la medida de gracia a los líderes del ‘procés’ mientras el 28,8% considera que deberían cumplir toda su condena.

El 59,6% de los votantes del PSC defiende el indulto

Te puede interesar

Los votantes de la CUP son los más propicios a que se logre una salida de prisión (90,8%), seguidos de cerca por los simpatizantes de ERC (80,6%) y por los de JxCat (89,3%). Los electores que en el 2017 apoyaron a las sucursales de los ahora socios en Moncloa también defienden esta opción, aunque no con las mismas mayorías. Los que votaron a los ‘comuns‘ apuestan por los indultos en un 86,1%, mientras que entre los votantes del PSC el porcentaje se empequeñece hasta el 59,6% con un 25,9% en contra de otorgar la medida de gracia. Los que apoyaron a Ciudadanos y al PP en las últimas elecciones autonómicas invierten los porcentajes manifestados hasta ahora, y sólo un 30,2% y un 33,1%, respectivamente, apuesta por apaciguar las condenas del Tribunal Supremo.

El Consejo de Ministros tendrá la última palabra. El itinerario hasta la ejecución del indulto empezó en las oficinas del Ministerio de Justicia, que ya ha pedido algunas opiniones sobre el asunto al tribunal, las acusaciones y las defensas si se oponen o no a esta medida, aunque sus consideraciones no sean vinculantes. Una vez recabada toda la información, el ministerio elaborará un informe para concluir sobre «la justicia o conveniencia y forma de la concesión de la gracia» que se elevará al Consejo de Ministros en forma de propuesta de resolución y puede apuntar en tres direcciones: estimarlo, desestimarlo o apreciarlo de forma parcial -es decir, conmutar solo una parte de la pena-.

All copyrights for this article are reserved to Portada

Quantcast