Si todavía estás con lo de sofá, mantita y peli, todavía vives en 2010. Quédate ahí si te apetece, pero hace tiempo que el combo ha cambiado: ahora es sofá, pizzita y serie, un triángulo equilátero de felicidad hogareña que, en estos días de pandemia, se ha revelado como la máxima expresión del ocio. La mantita para el abuelo y la peli, en el cine: nada puede superar un buen tresillo, una pizza gourmet y una cuenta diezmada por las mensualidades de Netflix, HBO, Amazon y la madre que las parió a todas. En esta tesitura, y para que no te falte de ‘ná’, te recomendamos ocho gloriosas pizzas a domicilio y las marinamos con las mejores series de tus plataformas favoritas. Nosotros hacemos el trabajo sucio, tú solo preocúpate de no despegar las nalgas del sofá y recordarle a tu pareja que los bordes también se comen. 

Marinara de luces 

Menos es más

Bienvenidos a la embajada oficiosa de Nápoles en Poblenou. Madre Lievito es cosa seria. Su masa, gomosa, firme y ennegrecida por la leña, es un orgasmo de larga duración. Suya es, de hecho, la mejor Marinara que he probado en Barcelona (a solo 7,50 €). Sencilla, directa, sin adornos absurdos, con tomate de verdad, ajo, orégano, AOVE, albahaca y nada más. Para un bocado tan maravillosamente simple, hay que buscar series que van al grano, sencillas, pero hechas como Dios manda. Pienso en el pulso minimalista de ‘El colapso‘ (Filmin), con sus descarnados planos secuencia en pleno ‘Apocalipsis‘, en la parquedad de la magnífica serie de animación ‘Primal‘ o en la crudeza bélica de ‘Valley of tears‘ (ambas en HBO).  

Calles de Llacuna, 1, Almogàvers 148, y Creu Coberta, 105.


Con ñ de pizza 

Producción propia

Se salen. Embutidos y quesos de fabricación propia. Masas de clase alta y fermentación prolongada. Leña. Inspiración desbordante en los puzles de ingredientes (de temporada). El proyecto de Rafa Panatieri y Jorge Sastre, Sartoria Panatieri, merece figurar en el podio de las mejores pizzerías de Barcelona. Paradójicamente, mi pieza favorita es la más española, la que lleva cecina de León, crema de torta de la Serena, apio encurtido, mozzarella y tomillo. Marídala con series nacionales de calidad: la anfetamínica ‘Antidisturbios‘, la hilarante ‘Vergüenza‘ o la tierna ‘Mira lo que has hecho‘ (Movistar +) son buenas opciones

Calles de l’Encarnació, 51, y de Provença, 330.

La newsletter de On Barcelona

Dicen que si activas esta newsletter delante de un espejo a medianoche, se te aparece Pocholo y te lleva de fiesta. Ana Sánchez te descubre cada semana los planes más originales de Barcelona.

Suscríbete


Pasaremos de la mafia 

Original ‘gangsta’

La masa de Can Pizza no es de este planeta, solo un artefacto ‘kryptoniano’ sería capaz de resistir el delivery con tanta entereza. La factoría pratense (ahora universal) sigue cortando la pana con sus discos gurmet y una masa suprema de fermentación eterna. A medio camino entre la elasticidad napolitana y el crujiente romano, la Al Capone, con tomate, alcaparras, ‘nduja, aceitunas negras y aceite de albahaca, es su arma más peligrosa. ¿Una pizza de los bajos fondos? Pues nada como series de mafiosos para completar la enternecedora velada: los hampones británicos de ‘Peaky blinders‘ (Netflix), los camorristas de ‘Gomorra‘ (HBO) o la mafia rusa londinense de ‘McMafia‘ (Amazon Prime) serán fieles compañeros de ingesta. Haz que la desaparición del último triángulo parezca un accidente.  

Pasaje de Simó, 21, y Rambla de Poblenou, 127.


Lujo ibérico 

El exceso de medianoche

La mejor pizzería de Sant Gervasi, Mucho, es un canto al exceso por la vía de la calidad y el detalle. Sus pizzas son estratosféricas, y entre ellas, la Ibérica brilla con grasa propia gracias a un terremoto porcino con jamón, panceta y chorizo ibérico que hará llorar en posición fetal a tu cardiólogo durante días. Para un exceso tan tocho, series excesivas como ‘La Veneno‘ (Atresplayer), ‘The new pope‘ (HBO) o, mi favorita, esa orgía de superhéroes depravados titulada ‘The Boys‘ (Amazon). A lo cerdo.  

Calle de Marià Cubí, 201.


Pecado capital 

Pico fino

La pandemia obligó al garito de tapas de autor Gula Bar a transformarse en pizzería; la idea era sobrevivir al chaparrón sin rebajar los niveles de calidad del equipo Santa Gula. Pues lo han conseguido. En Gula Pizza Bar fermentan el bicho 48 horas, se decantan por un formato napolitano tirando a crujiente, usan harina limpia y no se vuelven locos con las combinaciones. El ejemplo más diáfano es la pizza Finolis, con jamón ibérico, mozzarella, fontina y crema de trufa negra. Si eres tan exquisito que te comes los Mars con cuchillo y tenedor, necesitarás acompañarla de series de pijos relamidos con más váteres que la Preysler: en ‘Succession‘ (HBO) descubrirás la versión millennial de ‘Dinastía’; en ‘Los Bridgerton‘ (Netflix) disfrutarás de una mezcla de pijerío de época y culebrón, y en la maravillosa ‘The crown‘ (Netflix), la Reina Madre te enseñará a coger la pizza con el meñique levantado.  

Calle del doctor Rizal, 20. 


Pizza o plomo 

Operación Nécora

Sería la pizzería favorita de Tony Montana. Traficantes de Harina nació durante el confinamiento y se ha ganado al público con masas fermentadas durante 24 horas; harinas supremas; ingredientes de calidad (proximidad e italianos); combinaciones atrevidas… y un amor desmedido por los mitos del narcotráfico. Su devoción por los traficantes (detectable en el ‘packaging’) es tan intensa que han bautizado una de sus pizzas con el nombre de Sito Miñanco. Lleva tomate, mozzarella, jamón York, patata, puerro y salsa brava, y encaja como un guante con los narcos gallegos de ‘Fariña‘ (Netflix), los traficantes a escala internacional de ‘ZeroZeroZero’ (Amazon Prime) o la espeluznante docu-serie sobre cárteles mexicanos ‘The last narc‘ (Amazon Prime). Por cierto, si aún no has visto ‘Breaking bad‘ (Netflix), pide la pizza Heisenberg. No preguntes por qué. 

Calle de Sagués, 16.


Paladares curiosos

Mortadela celestial

El laboratorio de La Balmesina no para de trabajar. Sigue mejorando la base de sus pizzas (harina prémium, masa madre, fermentación larga) hasta límites insospechados y facturando fantasía en forma de disco. Entre sus joyas, destaca la Mortadella, una pizza para paladares curiosos, elegantes y con ganas de salir de la rutina que incluye mozzarella, queso stracchino artesanal, mortadela artesana, endivia asada, pimienta negra y aceite de cebollino. Para algo tan especial, buscas series distintas, retadoras. Buscas la distopía tecnológica de ‘Devs‘ (HBO), el ‘thriller’ de autor de la cuarta temporada de ‘Fargo‘ (Movistar+) o la valentía y el perfil ultramoderno de ‘Podría destruirte‘ (HBO).  

Calle de Balmes, 193. 


Caliente, caliente 

Pizza con dos rombos

Como dice el gastrónomo Pablo Tregebov, Sports Bar es una de las pizzerías más honestas de Barcelona. Sus masas napolitanas, dotadas de una sensual elasticidad, se ofrecen al cliente a precios ajustados y parece que vengan en avión, directamente del sur de Italia. La Diavola, con tomate, mozzarella y virutas de salami picante, es como introducir unas esposas de terciopelo en tu vida sexual. Tanto picante hace que sea imprescindible verla con series de alta lubricidad. Los ambiciosos, viciosos e hipersexuales protagonistas de ‘Industry‘ (HBO) o los inversores pervertidos de ‘Exit‘ (Filmin) piden a gritos que les dejéis entrar en vuestra cama, digo casa.

Cale Ample, 51, Diagonal, 123, Marina, 290, Boqueria, 26, y Tantarantana, 20. 

All copyrights for this article are reserved to Portada

Quantcast