Una de las citas más esperadas por los alumnos de las escuelas de música y los amantes de este arte, en general, es el Festival Simfònic que se celebra anualmente y, en el cual, 5.000 alumnos de estos centros realizan 100 conciertos simultáneos y gratuitos en 100 espacios emblemáticos de Catalunya y Baleares. Esto sí que es llevar la música a todos los rincones… Los conciertos finalizan siempre con un canto común: todos los conciertos se interpreta la misma canción a la vez.

Pero este año, justamente cuando cumplen 10 años de vida y pensaban celebrarlo por todo lo alto, todo ha ido en su contra. Estaba pensado para tener lugar en el mes de junio, pero tuvieron que posponerlo debido al confinamiento. Entonces se trasladó a hoy, 21 de noviembre, víspera de Santa Cecilia, la patrona de los músicos. Tuvieron que partir otra vez de cero y organizarlo todo, pero hace tres semanas, las escuelas de música se vieron obligados a cerrar de nuevo. Si algo nos ha demostrado estos últimos meses el mundo de la cultura es que no se rinde fácilmente y utiliza todas las herramientas a su alcance para llegar a la gente.


 <br />   

Vídeos sobre un clásico de Eurovisión

Afortunadamente, el Simfònic no es una excepción sino otro ejemplo de lucha en busca de soluciones para salir adelante y que la música no deje de sonar. Ante la imposibilidad de llevarlo a cabo presencialmente y de ofrecer conciertos completos en directo optaron por encargar a las escuelas unos vídeos del tema principal de este año. Los más rápidos los grabaron desde las escuelas antes de que éstas se vieron obligadas a cerrar las puertas; el resto tuvo que interpretarlo desde sus casas, con recursos muy limitados pero con tanta imaginación como ilusión. Y eso tiene mucho mérito… En total han participado unos 40 centros, la mitad (los más previsores) con vídeos y el resto no se lo han querido perder y han aportado fotos y otros recursos.

En esta ocasión, para celebrar el cumpleaños, escogieron como canto común el gran éxito de Cliff Richard, Congratulations, que quedó en segunda posicion en el Festival de Eurovisión de 1968, a tan solo punto de Massiel que venció con su La la la. Sin embargo el tema británico fue el que arrasó en las tiendas y llegó a vender más de un millón de discos en todo el mundo. Para esta ocasión se ha hecho una adaptación de la letra y se ha hecho llegar a las escuelas una partitura con los arreglos y un audio. Los alumnos han grabado un vídeo de este tema ataviados con la mascarilla conmemorativa del décimo aniversario del certamen.

La newsletter de On Barcelona

Dicen que si activas esta newsletter delante de un espejo a medianoche, se te aparece Pocholo y te lleva de fiesta. Ana Sánchez te descubre cada semana los planes más originales de Barcelona.

Suscríbete

Versiones de todo tipo

Por fin ha llegado el día y hoy se podrán ver estas versiones en su página web, así como en las distintas redes sociales (Instagram y Facebook) y en su canal de Youtube, donde también podemos recuperar algunas actuaciones de años anteriores. Que nadie espere escuchar lo mismo 20 veces porque hay para todos los gustos: a ritmo de swing, de pop rock, canto coral, música de cámara, al piano o con arreglos de música folclórica. Y tampoco exijamos una ejecución perfecta, se trata de alumnos en pleno periodo de aprendizaje que, eso sí, se dejan la piel para emocionarnos.


 <br />   

Algunas de estas son muy sorprendentes. Por ejemplo, la que ha realizado Aula de Música Tradicional i Popular El Tecler de Tarragona, llevando la canción a un terreno insólito, con instrumentos y arreglos más propios de una sardana que de un éxito del pop-rock internacional. Arranca instrumentalmente, pero luego se les unen los peques cantando y bailando (ya sabemos que se apuntan a todas las fiestas) y dejan el protagonismo final a los músicos.


 <br />   

Swing, una banda municipal y los niños

Y, ¿qué tal sonaría el Congratulations a ritmo de swing? Quien quiera descubrirlo puede ver la adaptación de la Banda de Dixieland de L’Escola Arts Musicals de Lleida, y donde los instrumentos de viento (estos sí que no hay manera de utilizarlos con mascarilla) se reparten el protagonismo con la guitarra y el piano. Nos hace sentirnos más próximos a la década de los 40 que a la de los 60 cuando se compuso.


 <br />   

Otro ejemplo curioso es el de la Girona Banda Band, que, tal y como indica su nombre, dan su visión de la canción desde el punto de vista de una banda de música municipal. Como si estuviéramos escuchando a la banda de nuestro pueblo o ciudad mientras vamos viendo fotografías de sus componentes.


 <br />   

Los niños de la mallorquina escuela Krishmusic y Marina Educa utilizan el sistema multicámara como hacen los profesionales. Y también nos hacen esbozar una sonrisa los niños de la escuela Preludi de Girona bailando, jugando, subiendo y bajando. Y así hasta una veintena de versiones distintas, interpretadas por músicos de todas las edades y con el ánimo de que la música siga estando presente en estos tiempos de incertidumbre. ¡Bravo por la música!


 <br />   




item



All copyrights for this article are reserved to Portada

Quantcast