Se quedó sin energía Quique Setién. Saboreó, al final, el triunfo después de un partido lleno de alternativas en la que el Barça se llevó tres puntos llenos de valor para no perder de vista al Madrid. «Me quedo con muchas cosas. Hay que darle mucho valor a esta victoria. Hemos tenido que remontar dos veces el resultado en contra», ha dicho el entrenador del Barcelona, recordando que sus jugadores «no han bajado en ningún momento los brazos».

No paraba de repetir Setién que había que darle «mucho valor» a este triunfo en el Benito Villamarín. «El Betis es un grandísimo equipo. El equipo ha estado francamente bien», ha reconocido el técnico azulgrana. «Hemos mantenido la fe en la salida del balón, hemos mejorado bastante», ha añadido luego. «Es un espaldarazo anímico este triunfo, muchas de las cosas que estamos hablando nos están saliendo».

«No estamos recibiendo tantas ocasiones. Es verdad que ya hicimos un partido muy bueno en Bilbao y que hemos metido dos goles al Betis a balón parado», ha precisado Setién, recordando que el Barça «está creciendo mucho», además de que «ha mejorado bastante».

«En la segunda parte no hemos concedido ninguna ocasión» (Setién)

Con esas dos faltas lanzadas por Messi, rematada en el 2-2 por Busquets y en el 2-3 por Lenglet, Setién se ha llevado los tres puntos. «Estoy bastante contento con la actitud defensiva. En la segunda parte no hemos concedido ninguna ocasión», ha admitido el entrenador azulgrana, recordando que no había escuchado que el Benito Villamarín le pitara cuando entró en el banquillo.

«No, no lo he escuchado. Perdóname. Estoy encantado de haber estado en Sevilla. He pasado dos años maravillosos aquí. Desearé que al Betis le vaya fenomenal. No olvido a este club. Siempre hablaré bien del Betis», ha confesado Setién.

All copyrights for this article are reserved to Portada

Give a Comment