El 70% de la población española, es decir, 34 millones de españoles, estarán el próximo lunes en la fase 3 de la desescalada o la nueva normalidad, después de que el Ministerio de Sanidad autorizara este viernes las peticiones efectuadas por Catalunya (para Girona y Catalunya central), la Comunitat Valenciana, Castilla y León, Castilla La-Mancha y Ceuta para que todas o algunas de sus áreas avancen a la fase 3. A su vez, Galicia inaugurará la nueva normalidad, al ser la primera autonomía en dar este paso, con el visto bueno del Gobierno central. Además, el Govern, junto con el Ayuntamiento de Barcelona, estudia solicitar el avance a la fase 3 en los próximos días, algo que Sanidad “estudiará”, si finalmente se pide, según el ministro de Sanidad, Salvador Illa.

Y es que el consistorio considera que la capital catalana “está preparada” para continuar con la desescalada sin esperar otra semana, según manifestó hoy el concejal de Turismo, Xavier Mercé, por lo que Salut y el Ayuntamiento mantienen conversaciones para tomar una decisión que podría animar la economía de Barcelona antes del día 21 de junio.   

Pero, mientras tanto, la capital catalana y  su área metropolitana, Lleida y las comarcas del Garraf y el Alt Penedès continúan en la fase 2, aunque se permitirá la movilidad entre los territorios que ya han pasado a la 3. También continuarán en esta etapa la Comunidad de Madrid y las provincias castellanoleonesas de Soria, Segovia, Ávila y Salamanca, por su cercanía a Madrid. Y es que la prudencia es la tónica común en el comportamiento de las comunidades autónomas en la fase final de la desescalada; incluida la Comunidad de Madrid, que denunció al Ministerio de Sanidad por no permitirle avanzar pero esta semana, pese a que podía haber pedido el pase a la 3 tras siete días en la fase 2, ha preferido esperar y diseñar con calma las normas para una etapa donde las decisiones recaen los Ejecutivos autonómicos.

Documento

Mapa de transición a la nueva normalidad.

Mapa de transición a la nueva normalidad.

Esto conlleva que los territorios que estén en la fase 2 el 21 de junio, cuando decae el Estado de Alarma y por tanto ya no se puede restringir los movimientos y se podrá viajar por todo el país, pasarán directamente a la llamada nueva normalidad. No obstante, a partir de esa fecha, el Real Decreto aprobado por el Gobierno y que obliga a continuar con la mascarilla y las distancias de 1,5 metros hasta que se controle la epidemia, sólo será «el mínimo común denominador», dado que las autonomías pueden imponer nuevas limitaciones a las aperturas de comercios y aforos.

El Gobierno, eso sí, propone a las comunidades que se pongan de acuerdo en algunas medidas, para que no haya grandes diferencias. «Vamos a ofrecer la ayuda necesaria, coordinando lo que sea objeto de coordinación», señaló Illa. En Galicia, por ejemplo, según ha adelantado su presidente, Alberto Nuñez-Feijóo, en la nueva normalidad se abrirán parques infantiles y se permitirán aforos más elevados, pero no del 100 por 100. No habrá, por contra, límites en las reuniones.

Además, a partir del lunes, Baleares estrenará un programa piloto que permite un corredor turístico desde Alemania hasta la islas sin que los viajeros tengan que guardar un periodo de cuarentena. Pero el resto de España tendrá que esperar al 1 de julio para comenzar a recibir turistas, según ha reiterado el ministro, pese a que la UE a apremiado a los países miembros a que abran sus fronteras interiores el 15 de junio. Sí que se permiten algunos pasos fronterizos con Portugal y de Andorra hacia Catalunya.

Las normas en la fase 3

En la fase 3 se permiten las reuniones de hasta 20 personas, no hay ningún tipo de franja horaria, se permite la apertura de las zonas comunes de centros comerciales a un 50% de ocupación y el 75% en las terrazas, el consumo en la barra de los bares, así como la apertura de discotecas, según el plan diseñado por el Gobierno, si bien son las autonomías en esta fase las que deciden finalmente si autorizan o no estas actividades. También se permiten los campamentos de verano y las actividades de tiempo libre.

All copyrights for this article are reserved to Portada

Quantcast