La reforma de la Política Agraria Común (PAC), actualmente en tramitación, pretende modernizar, simplificar y hacer más ecológico el sector agropecuario de la Unión Europea pero, como ocurre en otros ámbitos de la actividad económica, los detalles de esta propuesta deben ser debatidos muy a fondo para dar respuesta a todos sectores y territorios afectados.

Diversas entidades profesionales e instituciones de Catalunya, en este sentido, han expresado durante los últimos meses su preocupación por los aspectos que la PAC para el período 2021-2027 puede tener a escala regional sobre la agricultura y la ganadería.

En varios apartados, esta preocupación es compartida por la Comunidad Valenciana, según ha quedado en evidencia en las negociaciones iniciadas este mes de enero por la consellera de Agricultura, Ramaderia, Pesca i Alimentació de la Generalitat de Catalunya, Teresa Jordà, y la consellera de Agricultura, Medi Ambient, Canvi Climàtic i Desenvolupament Rural de la Generalitat Valenciana, Elena Cebrián.




















La crisis en el sector de los cítricos es una preocupación  compartida por ambos gobiernos
La crisis en el sector de los cítricos es una preocupación compartida por ambos gobiernos
(Vicenç Llurba)

El encuentro bilateral celebrado el 10 de enero en Agromuseu de Vera de València concluyó con el acuerdo de las conselleras Jordà y Cebrián para poner en marcha vías de trabajo con las que defender los intereses conjuntos y transmitir a las negociaciones sobre la reforma de la PAC una “visión mediterránea” en materia agrícola. De forma paralela, en la reunión se debatieron aspectos comunes en materia pesquera -también en proceso de revisión en el ámbito de la Unión Europea- y problemas agrícolas concretos como la crisis de los precios en el sector de los cítricos o las nuevas normativas europeas sobre fitosanitarios.







Como se recordará, la Generalitat de Catalunya y el conjunto del sector agrario catalán acordaron el mes pasado una posición común respecto a la reforma de la PAC para el periodo 2021-2027. Entre otros aspectos destacados se reclama la regionalización de los fondos y que los planes estratégicos se establezcan territorialmente con el objetivo de poder hacer una gestión más eficiente y eficaz de las ayudas. En buena parte, la reivindicación de que la nueva PAC mantenga y refuerce la capacidad de gestión de las regiones es compartida por el gobierno de la Comunidad Valenciana.

Contactos con el gobierno balear


















Además del inicio de negociación con la homóloga valenciana, la consellera Teresa Jordà tiene previsto reunirse próximamente con el conseller de Medi Ambient, Agricultura i Pesca del Govern de les Illes Balears, Vicenç Vidal, para ampliar esta visión mediterránea ante la reforma de la PAC, según ha destacado la Generalitat de Catalunya en una nota oficial.

Respecto a la crisis de precios que sufre el sector de los cítricos, provocada en parte por el acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y países como Sudáfrica, las conselleras Cebrián y Jordà se comprometieron a reclamar la intervención del ministerio español de Agricultura y la aplicación de la medidas paliativas acordadas hace tres años por el Senado.

Las conselleras también acordaron pedir la realización de estudios e informes de evaluación para conocer el impacto económico y medioambiental de este acuerdo comercial sobre el sector citrícola; la posibilidad de activar una cláusula de salvaguarda y medidas compensatorias a agricultores y productores.

.


Comisión EuropeaEl proyecto AgroCultura La Vanguardia ha sido financiado con el apoyo de la Comisión Europea. Esta publicación (comunicación) es responsabilidad exclusiva de su autor. La Comisión no es responsable del uso que pueda hacerse de la información aquí difundida.



















All copyrights for this article are reserved to Economía

Quantcast