• La suspensión del aplazamiento de los comicios deja varias consecuencias y algunos interrogantes

La suspensión cautelar del aplazamiento del 14-F a cargo del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) conlleva la reactivación de los trámites electorales previstos en un plazo muy corto de tiempo. El calendario, que quedó paralizado, se ha tenido que retomar según prevé la ley. Estos son algunos de los flecos que la reactivación electoral, por ahora provisional, ha obligado a poner en marcha de inmediato.

El Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) ha dado de margen hasta el jueves a las 10 horas para la presentación de las alegaciones de la Generalitat y de la fiscalía. La Generalitat defenderá que su posición a favor de posponer los comicios del 14-F tiene una «sólida base jurídica» y pedirá al TSJC máxima celeridad a la hora de resolver todos los recursos.

El Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) resolverá de forma definitiva sobre las medidas cautelares previsiblemente el jueves o el viernes, pero previamente deberá estudiar las alegaciones de la Generalitat y de la fiscalía. Si las estima, la maquinaria electoral deberá seguir su curso, mientras resuelve el resto de recursos presentados.

Los magistrados estimaron las medidas cautelarísimas solicitadas por un particular -el abogado y ex mosso d’esquadra Josep Asensio- y por el partido Izquierda En Positivo, por lo dejaron en suspenso el decreto de postergación. El TSJC resolverá primero este asunto, y después analizará el resto de impugnaciones, presentadas por Lliga Democràtica, Federalistas d’Esquerres e Impulso Ciudadano.

Las solicitudes que se habían realizado para el voto por correo -unas 35.000 aproximadamente hasta el 12 de enero- se mantienen vigentes y la ciudadanía podrá seguir pidiendo el voto por correo hasta el 12 de febrero, a no ser que el TSJC resuelva definitivamente antes de este plazo y altere la cita electoral. En cambio, el plazo para el voto de los residentes en el exterior finaliza este martes.

Te puede interesar

El sorteo de la mesas electorales debería haber empezado el 16 de enero pero el decreto de aplazamiento lo anuló. Como con la decisión del TSJC se vuelven a recuperar los plazos, el sorteo debe llevarse a cabo antes del día 20 incluido. Por lo tanto, los ayuntamientos tienen 48 horas escasas para elegir a los miembros, que después podrán presentar alegaciones.

Según el calendario inicial, la campaña electoral debe empezar el 29 de enero y alargarse durante 15 días. Si el TSJC estima las medidas cautelarísimas de forma definitiva, debería mantenerse según lo previsto, aunque queda la duda sobre si la resolución de los recursos puede impactar de lleno en este periodo.

¿Ya eres usuario registrado? Inicia sesión

Estás leyendo un contenido especial elaborado por la redacción de El Periódico para su comunidad de lectores.

Para disfrutar de los contenidos de +Periódico debes navegar registrado. No tiene ningún coste, pero te permite acceder a nuestra información y servicios de calidad.

All copyrights for this article are reserved to Portada

Quantcast