La semana de Qatar, la semana del primer gran premio de la temporada, la semana donde todos tratan de demostrar estar listos para el que todo el mundo considera uno de los campeonatos del mundo más apasionados de la última década. ¿Por qué? Porque regresa Marc Márquez (Honda), el dominador del 2013 al 2020, cuando se lesionó; porque Fabio Quartararo (Yamaha) demostró, el pasado año, ser el mejor con diferencia; porque ya le toca algún día vuelva a ganar una Ducati, que no lo hace desde el 2007 (Casey Stoner); porque Aprilia, con la pareja formada por Aleix Espargaró y Maverick Viñales tiene ganas de guerra; porque la pareja de Suzuki, Joan Mir y Àlex Rins, parece recuperada y porque los jóvenes, liderados por el intrépido Jorge Martín, quiere hacerse notar.

Demasiados candidatos

Los entrenamientos de pretemporada concluyeron con Pol Espargaró, que ya empieza a ser considerado el gran ‘tapado’, liderando una tabla donde los 19 primeros estuvieron metidos en el mismo segundo. Todas las marcas demostraron su poderío. Pero, como suele decir Márquez, “el Mundial empieza siempre con 10 o 12 pilotos y motos que pueden ganar, pero hay que esperarse a la quinta carrera para saber donde está cada uno”. Qatar es, ciertamente, el inicio, pero su noche y sus especiales características lo hacen especial.

Es evidente que todo el mundo mira a Quartararo. El ‘Diablo’ estuvo impresionante el pasado año y derrotó, con todas las de la ley, a ‘Pecco’ Bagnaia, que pilotaba la mejor moto de la parrilla de MotoGP, la impresionante Ducati ‘Desmosedici’. “Ahora ya no se trata de ganar, se trata de repetir y eso hace aún más ilusión”, acaba de comentar Quartararo a DAZN. “Y de lo que tengo más ganas es de medirme con Marc, que ha sido nuestra referencia en los últimos 10 o 15 años. Cuando peleas con Marc, no solo ves a un piloto, ves a un tío que ha sido seis veces campeón del mundo y ganarle es otra cosa”.

«No puede ser favorito alguien que lleva dos años sin competir de forma regular, pero sí me siento entre los candidatos»

Marc Márquez

No deja de ser curioso. MM93 vuelve a sentirse ahora observado. Aún no está lo suficientemente fuerte como para asustar en la pista, pero está convencido de que lo será entrado el verano, sobre todo si acaba demostrándose que la nueva Honda RC213V tiene el potencial que todos en el equipo Repsol Honda se imaginan. “La voy haciendo mía y, sí, cambiando algunas cosas suyas y adaptando algunos detalles de mi pilotaje, creo que podemos ganar carreras”, señala Márquez a El Periódico, en una reciente cita en el Repsol Techonology Lab, en Móstoles (Madrid).

Bagnaia, favorito

Noticias relacionadas

Márquez no lo duda ni un segundo a la hora de señalar a Quartararo y Bagnaia como “los dos grandes favoritos al título, pues, no solo han demostrado estar en forma y tener dos grandes motos, sino que son el campeón y subcampeón del 2021”. Eso sí, Marc se coloca entre los candidatos al podio, a la victoria, en cada carrera y eso le convierte en uno de los que, a lo largo del año, puede convertirse en favorito, aunque, de salida, “no lo soy, no, porque no puede ser favorito alguien que llega dos años sin competir”.

Y, cómo no, Bagnaia reconoce que puede ser su año, que debe ser su año, pese a no haber brillado en pretemporada. “La pretemporada es para preparar la nueva moto, nada más. Lo serio empieza en Qatar, en el FP2, el ensayo a la hora de la carrera. Creo que este año, Fabio seguirá siendo muy fuerte y yo, sin duda, cuento con Marc”.

All copyrights for this article are reserved to Portada