Josep Maria Bartomeu tendrá que seguir buscando director deportivo. Carles Puyol, el excapitán azulgrana, ha dicho no a la oferta que le planteaba el presidente para asumir el cargo que dejó libre Pep Segura tras su destitución. El defensa ha justificado su renuncia a integrarse en la dirección deportiva del club porque tiene que asumir «diversos proyectos personales», que le impedirían, según ha explicado en su cuenta personal de Twitter, «prestarle la dedicación exclusiva que el cargo merece».

Messi también deseaba tener a Puyol como director deportivo, tal y como reveló en su entrevista con el diario Sport. Pero tanto la estrella como Bartomeo no verán complacidos sus deseos. «En las últimas semanas se han publicado distintas noticias sobre mi posible incorporación al FC Barcelona como director deportivo. Es por ello que me siento en la obligación de comunicar a toda la familia culé que, después de sopesarlo mucho, he decidido no aceptar la oferta del club».

Puyol ha recordado que «no ha sido una decisión fácil». En el 2015, el exdefensa ya estaba integrado en la estructura ejecutiva del Barcelona, pero el presidente Josep Maria Bartomeu destituyó a Andoni Zubizarreta, entonces director deportivo azulgrana. Horas más tarde, Puyol comunicaba que se iba.

«Siempre he dicho que me gustaría volver a la que considero mi casa», ha explicado Puyol, reiterando que «los proyectos personales» en los que se encuentra inmerso han sido la clave de su negativa. «Querría agradecer a club la confianza depositada en mí al ofrecerme esta posición con tanta responsabilidad», ha finalizado el excapitán.

All copyrights for this article are reserved to Portada

Quantcast