Los sindicatos de la educación han convocado una huelga de 5 días el próximo mes de marzo en las escuelas catalanas en contra de las políticas del Departament d’Educació que dirige Josep Gonzàlez-Cambray. El anuncio, por sorpresa, de un nuevo calendario escolar que supondrá el avance del inicio del curso y la jornada intensiva en septiembre ha sido la gota que ha hecho colmar el vaso de la paciencia de los docentes, que vienen de sufrir las consecuencias de la pandemia, con la pesadilla de la sexta ola tras las vacaciones de Navidad. Pero el calendario no es el único motivo del malestar del profesorado en Catalunya. Estas son todas las razones que les han llevado a plantear una huelga después de que Cambray se haya negado a atender sus demandas.

El nuevo calendario escolar

Ha sido el detonante. Cambray y el ‘president’ Aragonès anunciaron por sorpresa el avance del inicio del curso escolar: el 5 de septiembre en infantil y primaria y el 7 de septiembre en ESO, Bachillerato y FP. Una decisión que tomó el Govern en base a «consultas informales», según admitió el ‘conseller’, pero sin abordarlo formalmente con la comunidad educativa o el Consell Escolar de Catalunya, máximo órgano consultivo del Govern en materia de educación.

Para empezar los profesores argumentan que no tendrán tiempo de preparar el curso. Normalmente, dedicaban los primeros 10 días de septiembre, antes del inicio del curso –que solía ser después de la Diada– , a preparar las clases. Ahora, con el curso empezando el día 5, apenas tendrán 2 días. Educació responde que ha adelantado un mes los nombramientos de las plantillas de modo que en julio ya estarán todas cerradas y que el cambio no altera los derechos laborales. Pero los docentes aseguran que nunca están las plantillas cerradas antes del 1 de septiembre.

En aplicación de la nueva ley de educación, la Lomloe, Educació está elaborando los nuevos currículums de infantil, primaria, ESO y Bachillerato que entrarán en vigor el próximo curso. Supondrán un impulso al modelo competencial y comportarán cambios en el sistema de enseñanza, así como en la priorización de los contenidos y en una mayor autonomía de los centros para gestionar su proyecto educativo. El borrador del currículum de primaria y ESO aún no está cerrado –está en fase de alegaciones, precisamente el plazo para presentarlas vence este viernes– y el de Bachillerato aún no se ha enviado a los centros. Previsiblemente, los decretos se aprobarán en verano para entrar en vigor en septiembre. Los docentes consideran que el proceso está siendo muy precipitado y que un proyecto así requiere tiempo y preparación del profesorado. Educació argumenta que los centros no están obligados a aplicar todo el currículum desde el minuto uno, lo pueden hacer paulatinamente. Esto supone el riesgo de que haya un sistema de varias velocidades, según la escuela.

Plan digital y plan del catalán

Los docentes tienen varias carpetas de formación extra sobre la mesa que se suman a sus ya apretadas agendas. Una de ellas, el plan de impulso del uso del catalán en las aulas. Educació quiere docentes «con conciencia lingüística» y, tras detectar un descenso del uso del catalán en las escuelas, ha impulsado este plan para que los profesores tomen conciencia de la necesidad de usar el catalán. Asimismo, otra formación es la digital, para lo cual Educació ha impulsado una red de mentores digitales que tutelarán a los centros para mejorar en este ámbito.

Los sindicatos llevan años reclamando una bajada de ratios. Educació se ha comprometido a bajar de 25 a 20 alumnos las ratios en Educación Infantil 3 (P3) a partir del próximo septiembre. El resto, sigue pendiente.

Noticias relacionadas

Entre los motivos también figuran viejas demandas laborales: revertir los recortes en materia de educación –si bien es cierto que Educació suma este año mil millones de euros más a su presupuesto, aunque los porcentajes de inversión siguen sin ser los de antes de los recortes. Los sindicatos reclaman el 6% del presupuesto como marca la LEC. También recuperar el poder adquisitivo, restablecer el horario lectivo anterior a los recortes para todo el personal, conversión de los tercios de jornada a medias jornadas, estabilizar al personal interino, recuperar el carácter lectivo de las dos horas de reducción al personal mayor de 55 años, aumento del personal de apoyo educativo para atender la diversidad y retirada del decreto de plantillas (39/2014).

¿Ya eres usuario registrado? Inicia sesión

Este es un contenido especial para la comunidad de lectores de El Periódico.

Para disfrutar de estos contenidos gratis debes navegar registrado.

All copyrights for this article are reserved to Portada