En muchas ocasiones nos encontramos con unos números “extraños” en nuestro router o nuestra conexión. La secuencia es “127.0.0.1”, aunque en ocasiones también aparecen secuencias extrañas como “192.168.1.0” o similares. No debes preocuparte, son direcciones IP locales.

Todos los ordenadores, smartphones y dispositivos conectados a Internet o redes informáticas locales tienen una “dirección IP”, o varias, con las que se identifican para poder comunicarse con otros equipos funcionando en estas mismas redes. Es como el “DNI” de cada ordenador, por explicarlo de forma sencilla.


127.0.0.1 (no confundir con 127.0.0.l o 127.O.O.I) es la dirección que cada ordenador se identifica a sí mismo




















Cada uno de los números de lo que se compone tiene un significado. Se agrupan en cuatro segmentos de números que van del 0 al 255 (256 números en total, es decir: 2^8) separados por tres puntos. Cuando comenzó a establecerse Internet, varios gobiernos, operadoras de Internet, empresas privadas, universidades e instituciones en general miembros del consorcio regulador reservaron múltiples bloques de estas direcciones IP para usos concretos.

Dos de estos bloques, fueron todas las direcciones que comenzaban por 127.0.0.1 hasta 127.255.255.254 quedaron reservadas para que los sistemas operativos identificaran la propia máquina en la que están instalados. Es decir: para llamar a casa. Esto era útil porque en el inicio de Internet era común mantener algún tipo de servicio instalado, algo que hoy es algo que queda para la gente con mayores conocimientos técnicos.









La dirección 192.168.0.1, 192.168.1.1 y similares son las que identifican el router o aparato que gestiona las conexiones en una red local (un hogar o una empresa)




Direcciones IP locales, ¿qué son 127.0.0.1 y 192.168.1.1?
Direcciones IP locales, ¿qué son 127.0.0.1 y 192.168.1.1?
(La Vanguardia)

Una dirección idéntica a 127.0.0.1, pero en otro protocolo es “::1”. La diferencia es que la primera está bajo la versión 4 del protocolo IP y la nueva bajo la sexta versión del mismo protocolo. En ambas ocasiones sirve para que un ordenador sea capaz de hablar consigo mismo a través de los protocolos de red.


















Por su parte, las direcciones que comienzan por “192.168.” están reservadas para que se asignen entre ordenadores conectados a una misma red local. Si en tu casa tienes una tablet, dos móviles y un ordenador por Wi-Fi, cada uno tendrá una dirección de este estilo con la que se pueden comunicar entre ellos de forma local sin tener que “ir a Internet”.




















All copyrights for this article are reserved to Tecnologia

Quantcast