La feligresía de Bob Esponja cayó en un profundo abatimiento cuando, a mediados de julio, Paramount anunciaba que ‘Un héroe al rescate’, tercer largometraje protagonizado por la carismática criatura amarilla, no se estrenaría en los cines a causa de la pandemia. La nueva película de Bob Esponja y Patricio saltaría directamente al ‘streaming’ en una fecha por decidir del año 2021, una noticia muy triste si se tiene en cuenta que era uno de los estrenos de cine más esperados e ilusionantes de este último verano.

El disgusto, sin embargo, se trasformó en alegre sorpresa tras el anuncio de que no habría que esperar al 2021. Al contrario: Netflix, que había adquirido los derechos de la película para su distribución fuera de Estados Unidos, estrena ya, este mismo jueves, ‘Un héroe al rescate’, colorista (y emocionante) delirio en el que nuestros dos ídolos submarinos salen en busca del caracol Gary, que ha sido secuestrado por el rey Poseidón, y acabarán nada menos que en los casinos de la ciudad perdida de Atlantic City tras recibir consejo espiritual de una cabeza de Keanu Reeves incrustada en el interior de una planta rodadora del desierto… El universo Bob Esponja, sin filtro.

Keanu Reeves, en un fotograma de la película, acompañado de Patricio y Bob Esponja.

En mayo del 2019 se celebraron los 20 años de la emisión del primer episodio en Estados Unidos. A lo largo de estas dos décadas, la serie creada por el malogrado biólogo marino Stephen Hillenburg se ha convertido en uno de los más colosales fenómenos de la cultura popular del siglo XXI. Aquí intentaremos desentrañar las razones del gran éxito de ‘Bob Esponja’ entre niños y, sobre todo, adultos entregados sin complejos al soplo de vida de todos y cada uno de sus disparatados episodios.

EL TALENTO CREATIVO DE HILLENBURG

Seis meses antes de la fiesta de 20º aniversario, la gran familia de Fondo de Bikini hubo de lidiar con la trágica muerte de Hillenburg a causa de la esclerosis lateral amiotrófica (ELA). Tenía 57 años. Había estudiado biología marina e impartido clases en un instituto oceanográfico, donde utilizaba como método de enseñanza un cómic con muñequitos de fauna y flora subacuática que él mismo había dibujado. Más tarde, Hillenburg dejaría la enseñanza y se dedicaría al arte y la animación. Trabajando en Nickelodeon, pudo dar rienda suelta a sus dos pasiones, la biología y el dibujo, creando ‘Bob Esponja’, serie de la que sería ‘showrunner’ entre 1999 y el 2004.

Temas
Qué hacer en casa durante el coronavirus
Estrenos de cine
Netflix

¿Ya eres usuario registrado? Inicia sesión

Estás leyendo un contenido elaborado por la redacción de El Periódico en su empeño por proporcionar información de calidad y estar cerca de sus lectores en esta crisis sin precedentes en nuestro país.

A partir de este momento para seguir leyendo las noticias de +Periódico debes navegar registrado, no tiene ningún coste, pero te permite acceder a la información de calidad y a otros servicios que te iremos explicando.

All copyrights for this article are reserved to Portada

Quantcast