Antes de que llegue la ansiada desescalada, toca enfrentarse a otro pico: el de la cuesta de enero. Ya ha vuelto esa época del año en la que el dinero vuela como si tu cuenta fuera una caja B, y lo peor es que, entre facturas, regalos, mensualidades y esa montaña de recibos que acechan desde las sombras, queda poquísimo dinero para gastar en ocio sin acabar entonando el «no tenemos ni un duro» de Marta Ferrusola. Por suerte, todavía hay planes que cuestan menos que un menú del McDonalds. Esto es lo que puedes hacer en Barcelona si solo te quedan 5 euros (o incluso menos) en el bolsillo.

Para empezar, si quieres consumir cultura pero enero te ha dejado contando calderilla, la respuesta está clara: el Freedonia (Lleialtat, 6). Solo es necesario 1 euro (precio de la tarifa de socio) para disfrutar de sus propuestas de arte, debates, música y, en general, cultura. Desde conciertos y mercadillos hasta karaokes cutres, como el KaraCoque, cuyas listas de reproducción harían las delicias del Spotify de Paco Clavel, y que aseguran que se reactivará pronto tras una pausa por la pandemia.

La newsletter de On Barcelona

Dicen que si activas esta newsletter delante de un espejo a medianoche, se te aparece Pocholo y te lleva de fiesta. Ana Sánchez te descubre cada semana los planes más originales de Barcelona.

Suscríbete

Para los cinéfilos, por 4 euros, una entrada de la Filmoteca (Salvador Seguí, 1). O, si te has pasado de agujero ajustándote el cinturón y esos 4 euros te alteran todo el presupuesto del mes, pásate por La Cinetika (Rambla de Fabra i Puig, 28), un local autogestionado en Sant Andreu que ofrece una amplia programación cultural (y que, aunque el nombre indique lo contrario, no se limita al cine) y cuyas sesiones son o gratuitas o a precios muy populares. También está la opción de los centros cívicos, con ciclos de cine, música y teatro gratuitos. Por mencionar un par, el de Sagrada Família (Provença, 480) tiene un homenaje a Beethoven en febrero, y el festival Pantalla Barcelona continúa con sus proyecciones de cine gratis en varios centros, hasta principios de marzo.

También está la opción de arte y museos gratis. Por ejemplo, el primer domingo de cada mes muchos espacios hacen puertas abiertas (y, sí, este domingo, precisamente, es el primero del mes). Pero si no te va bien esa franja horaria, hay más cultura gratis: La Virreina (La Rambla, 99) o Palau Robert (paseo de Gràcia, 107), entre muchas otras, tienen todo el año un catálogo expositivo con entrada libre.

Rutas en bici

Si lo que quieres es perder los excesos de las comidas de Navidad pero te da cosa pagar una matrícula para nunca más volver al gimnasio (como pasa cada año), ábrete un Meetup. El Barcelona Road Cycling Group organiza rutas por las montañas de Barcelona, por si quieres que la cuesta de enero vaya sobre ruedas. O únete a Yepalo Sunrise Runners, para correr al amanecer (y si recuperar tu forma física no es suficiente estímulo para ponerte la alarma más pronto que el día de Reyes, piensa en las preciosas fotos de las primeras luces del día que podrás subir a tus ‘stories’).

Por último, si estás en medio del ‘sprint’ consumista de principios de año pero, de nuevo, tu presupuesto es más reducido que el de la saga ‘Sharknado’, pásate por los Todo a 1 €! y Give’me 5 de Two Market. Estos dos mercadillos tienen una premisa muy sencilla, el primero lo vende todo como máximo a 1 euro (valga la redundancia de su nombre), y el segundo está especializado en chaquetas a menos de 5 euros. Ambos se celebran en la Nau Bostik (Ferran Turné 11), una antigua fábrica industrial reconvertida en espacio cultural en La Sagrera, y las próximas ediciones están programadas para el 10 de enero (Todo a 1€!) y el 17 (Give’me 5). Ideal por si tienes nostalgia de las rebajas de después de Reyes.  

All copyrights for this article are reserved to Portada

Quantcast