«Tiene que ser Neymar el que se manifieste. Claro que hablamos con él. Pero son conversaciones privadas, no creo oportunas comentarlas». Ese es el mensaje que ha lanzado Gerard Piqué, uno de los capitanes del Barça, en Miami antes del duelo contra el Nápoles de Ancelotti. El primero de los dos partidos en una semana en EEUU. «Es él quien debe salir a hablar, los años que estuvimos con él es un crack dentro y fuera del terreno de juego. Es una operación complicada. Esperamos acontecimientos”, ha añadido el defensa azulgrana.

Le toca, como recordó Piqué, a Neymar anunciar públicamente que desea abandonar el Paris SG. Ese sería quizá el penúltimo paso en una complicada operación que le podría devolver al Camp Nou justamente dos años después de irse en plena pretemporada a Francia. 

«Es un grandísimo jugador, que conoce el vestuario, la ciudad y el club. Estoy convencido de que hay muchísima gente que estuvo muy contenta con su rendimiento», ha explicado Piqué, recalcando, una vez más, que «sé que es una operación muy complicada, que juega en el PSG y que tenemos una plantilla lo suficientemente importante como para optar a todos los títulos. Ya sabéis de mi relación con Ney y estaría encantado de tenerlo aquí. Juega en el PSG y mi opinión no cambia nada».

«Debemos controlar la expectativa porque nos podemos hacer daño» (Piqué)

Luego, el defensa ha abordado también el fichaje de Griezmann. «No importa lo que pasó el año pasado. Es un grandísimo jugador, es una gran noticia tenerlo con nosotros. Da igual el pasado, si tienes rendimiento, si metes goles normalmente la afición esta de tu lado», ha indicado el central azulgrana.

Mensaje de prevención

En ese sentido, Piqué ha querido ser muy rotundo cuando se le ha preguntado por el ilusionante y ambicioso mensaje de Messi en la previa del trofeo Joan Gamper. «Debemos controlar la expectativa porque nos podemos hacer daño. Se ganó la Liga y hay gente que no quedó contenta. Tenemos que mirar las cosas con perspectiva», ha subrayado uno de los capitanes del Barça. «Querer ganarlo todo, pero con los pies en el suelo. Ganar la Liga siempre es el primer objetivo porque indica regularidad y buena temporada. Nuestra competición principal es la Liga».

«El discurso de Messi no nos agrega más presión. Más presion que nosotros no la tiene nadie en el mundo. Si no ganamos el triplete, parece que es un mal año» (Piqué)

Incluso fue un poco más allá: «¿El discurso de Messi? No nos agrega más presión porque más presión que nosotros, no la tiene nadie en el mundo. Si no ganamos el triplete, parece que es un mal año. Podríamos centrarnos en la Champions y tirar la Liga y la Copa, pero nosotros no jugamos a la ruleta rusa», ha añadido el defensa en clara alusión al Madrid, al tiempo que recordó que «aquí nos gusta hacer las cosas bien, sentar una base en Liga y llegar bien al último tramo de la temporada».

All copyrights for this article are reserved to Portada

Quantcast