Mar Ferré (Barcelona, 1971) se dedicó a la banca durante 25 años, hasta que un ere en la sucursal coincidió con una gran revelación en su vida. Cayó en sus mayos el libro ‘La magia del orden’, de Marie Kondo. Le impactó tanto, que desde 2018, y tras conocer a la famosa gurú nipona, se especializó en el orden. Hoy, es organizadora profesional y coach de @Ordenterapia, y entre sus logros está el ser la creadora del cajón flow’, uno de los trucos más efectivos para mantener el orden en casa, sobre todo cuando esta se ha convertido también en la oficina donde teletrabajamos.

Presentamos aquí esta solución de moda muy fácil de poner en práctica:

«El cajón ‘flow’ es fruto de mi experiencia profesional. Antes trabajaba en el departamento de auditoría de un banco, y cuando acabábamos la jornada, las mesas tenían que quedar completamente vacías, sin ningún tipo de documentación. Al día siguiente tenía que volver a rescatar todo, porque el proyecto aún estaba a medias, no estaba finalizado. Me daba mucha rabia tener que guardar cada cosa en su lugar, los manuales, los listados…, así que lo cogía todo, así, tal cual, y lo guardaba en un cesto vacío que tenía, y luego lo dejaba bajo llave. Así nació la idea. Cuando dejé mi trabajo en el banco, también me mudé de piso, y ahora mi oficina es mi casa».

«‘Flow’: le puse ese nombre porque la idea es dejar fluir los espacios vacíos. Cuando empecé a investigar para trabajar más profesionalmente el tema del orden, me di cuenta de la parte más práctica de los espacios vacíos. Las superficies horizontales atraen el desorden: la mesa del comedor, el mármol de la cocina, el del baño… Son una fuente de caos. Nuestra tendencia natural es ocuparlo todo».

«La idea de este espacio es delimitar el caos de las superficies horizontales en un rincón determinado y separar así bien lo que es zona de descanso del hogar de la zona de trabajo. El concepto ‘flow’ tiene que ver con un espacio flexible y adaptable (a nuestros hábitos y necesidades en cada momento), en el que fluya la energía, donde pueda haber circulación de objetos».

«Marie Kondo a mí me ha inspirado muchísimo, pero sobre todo para la parte más simbólica del cajón ‘flow’, sobre todo en conceptos de Feng shui. Al final, todo lo que te rodea es un reflejo de ti, tu casa es un reflejo de ti misma. Si vienes a mi casa y ves los objetos que yo guardo en ella, sin conocerme, ya te puedes hacer una idea de qué estilo de vida tengo yo». 

«El cajón ‘flow’ cubre la necesidad del vacío, de dejar espacio para que haya cosas nuevas en tu vida. A nivel simbólico, el dejar un espacio vacío significa que uno está abierto a nuevas oportunidades».

El cajón ‘flow’ no solo puede usarse como comodín del orden en el teletrabajo en casa. Por ejemplo, se puede dedicar este espacio a las cosas de temporada, adornos de Navidad, de playa, de esquí… explica Ferré. «Será el lugar donde dejarlas durante esos dos, tres o cuatro meses. Y luego lo puedes volver a guardar». «En los cursos que hago para las empresas me gusta hacer encuestas, y siempre pregunto ‘para ti, ¿qué es un espacio vacío?’. Y la gente suele responder que es un espacio desaprovechado. Pero no es así. Con la ropa existe la regla del 80/20, es decir, solo el 20% de nuestra ropa es la que más utilizamos. Si hacemos un buen proceso [de orden y limpieza], realmente solo deberíamos dejar en los armarios lo que nos estamos poniendo. Es preferible darle mucho uso a esas prendas y volver luego a comprar, que no tener tantos ‘por si acaso’ que al final luego no te pones. Si guardas cosas que no utilizas, estarás llenando de ruido tu armario, y además, estarás invirtiendo parte de tu tiempo en mover esa prenda que no te gusta o no utilizas con cada cambio de temporada».

«Dependerá del material que usemos para trabajar. Por ejemplo, yo uso cuatro papeles, uno bolis, algún libro y un portátil. Con un espacio de 60×30 tengo suficiente. Tampoco es necesario un espacio totalmente vacío, también sirve uno semivacío, o semilleno, según se mire. Si no se dispone de un cajón como tal, también puede valer una cesta o una caja. Luego, ese cesto se puede dejar en una estantería».

Noticias relacionadas

«Los espacios vacíos, además de facilitar la limpieza, también disminuyen muchísimo el ruido visual. Ya tenemos demasiados estímulos, como los anuncios cuando vamos por la calle, las redes sociales… Por eso, en nuestra casa, que es nuestro reino, ayuda muchísimo contar con esos espacios vacíos o semivacíos. Eso nos dará una sensación de ligereza… Visito muchas casas que son densas, con maderas muy oscuras que acrecientan esa sensación, con librerías abarrotadas… A mí casi me quitan la respiración».

En el Club de Estilo de EL PERIÓDICO nos gusta estar a la última, nos interesa la moda y la belleza y todas las tendencias en estilo de vida, decoración y regalos. Aquí te explicaremos qué es el último grito en la calle y también las redes sociales, y te daremos trucos para que no se te escape nada. Es muy fácil unirse al club. Regístrate en Entre Todos y escríbenos, explicando tus inquietudes o compartiendo tus propias experiencias.

¿Ya eres usuario registrado? Inicia sesión

Este es un contenido especial para la comunidad de lectores de El Periódico.

Para disfrutar de estos contenidos gratis debes navegar registrado.

All copyrights for this article are reserved to Portada