Ò
mnium Cultural ha presentado este sábado su campaña Juicio a la democracia, a partir de la cual convocará movilizaciones en varias ciudades de Europa y “empapelará todos los hogares y llegará a todos los buzones” catalanes para denunciar que en la causa del ‘procés’ no se juzgarán delitos sino derechos fundamentales.

Estas son dos de las acciones anunciadas hoy por esta entidad independentista –cuyo presidente, Jordi Cuixart, permanece encarcelado desde hace más de 15 meses– desde el escenario del acto político que se ha se ha celebrado en el Castillo de Montjuïc, en Barcelona.

La vicepresidenta de Òmnium Cultural, Marina Llansana, y el miembro de la Junta Nacional, Xavier Antich, han explicado que esta organización prevé convocar a lo largo del juicio manifestaciones en Bruselas (Bélgica), Estrasburgo (Francia) y Ginebra (Suiza), puntos neurálgicos de la Unión Europea, así como en Madrid.


















Además, Òmnium ha lanzado un vídeo con el título Yo Acuso –retomando el famoso alegato del escritor francés Émile Zola– en el que participan varias caras conocidas de la escena cultural catalana junto a representantes de todos los partidos soberanistas -Míriam Nogueras (PDeCAT, Crida), Marta Vilalta (ERC), Joan Josep Nuet (comunes) y Bel Olid (CUP)-. También aparecen, entre otros, la esposa de Cuixart, Txell Bonet, y Roger Español, que perdió un ojo el 1-O al recibir el impacto de una bala de goma disparada por la Policía Nacional.


Momento del acto en Montjuïc
Momento del acto en Montjuïc
(Pau Cortina / ACN)






La entidad independentista también repartirá durante el juicio un diario gratuito para informar de lo que pase dentro de la sala y ejercer un papel de “contrainformación” respecto a “los medios del IBEX 35”, así como celebrará diversos “juicios populares” y establecerá casetas callejeras para informar a la ciudadanía.

El acto ha concluido con la intervención del vicepresidente de la entidad, Marcel Mauri, que ha tomado el liderazgo de Òmnium desde que Cuixart permanece encarcelado. “No somos delincuentes, somos orgullosos disidentes”, ha aseverado Mauri: “Disidentes de un Estado que ha cometido el peor de los delitos: agredir a la ciudadanía con su policía política”.


















En el acto también ha intervenido el propio presidente de Òmnium, a través de una carta que ha leído el cantautor Lluís Llach. “No hemos venido a defendernos, porque los presos políticos no somos la representación de ninguna derrota, sino el paso útil hacia la victoria”, ha reiterado Cuixart, en la línea de lo que ya ha avanzado en los últimos meses. El líder de Òmnium ha sostenido que “el juicio es el mejor altavoz de la lucha pacífica para la autodeterminación y la independencia de Catalunya”.

“En un estado de excepción encubierto, nuestra respuesta debe ser excepcional. El veredicto de la calle debe ser inapelable”, ha añadido Cuixart, que ha apuntado que “no hay suficientes cárceles para parar a la democracia” y que “luchar juntos por la libertad es lo más bonito que se puede hacer en la vida”. “En el juicio a la democracia seré vuestra voz, la voz de una sociedad que nunca renunciará a la libertad, que defiende la desobediencia civil cuando se vulneran los derechos fundamentales en nombre de la indisoluble unidad de España”, prosigue la misiva firmada por Cuixart.




















All copyrights for this article are reserved to Política