El tribunal competente de Tokio en el affaire Ghosn ha vuelto a denegar la libertad
bajo
fianza del empresario francobrasileño, pese a que este se ofreció este lunes a llevar una tobillera electrónica para monitorizarle y así evitar que abandonara la ciudad. El expresidente de Nissan también estaba dispuesto a renunciar a su pasaporte, así como a entregar algunas de sus acciones como garantía.

Es una victoria para los fiscales, pues continúan ganando tiempo para construir el caso mientras siguen aumentando las posibilidades de mantener a Carlos
Ghosn detenido hasta que empiece un posible juicio. ¿Cuándo? Aunque no hay ninguna fecha fijada, el abogado del ejecutivo, Motonari
Ohtsuru, apunta que faltarían unos seis meses hasta su celebración y la posible libertad de su defendido.




















Seis meses hasta el juicio, según los abogados de Ghosn





De buenas a primeras, el empresario podría permanecer detenido provisionalmente hasta el próximo 10 de marzo debido: por una parte, por las nuevas acusaciones que se han presentado; por otra, por el previo rechazo a la libertad bajo fianza que se produjo el pasado lunes 14 de enero. De esta forma acumularía ya cuatro
meses en esta suerte de prisión preventiva, pues ahora ya van más de dos.

Tanto la familia como el equipo de abogados ya han comunicado a los medios que apelarán esta última decisión. Su esposa,
Carole


Ghosn

, ya solicitó su liberación a través de

Humans


Rights


Watch
(HRW) a principios de enero.









El CEO de Michelin podría asumir el liderazgo de Renault





Esto hizo eco de las
críticas
generalizadas
al
sistema
de
Justicia
de
Japón, tanto dentro como fuera del país. Según informa Associated
Press, los sospechosos que insisten en su inocencia son retenidos durante más tiempo, retenidos en una celda y rutinariamente interrogados por investigadores sin ningún abogado presente.

Al sistema legal nipón también se le critica la falta de claridad y de comunicación sobre como los fiscales manejan los casos. El tribunal competente en este caso, por ejemplo, no ha dado una razón clara para denegar la libertad bajo fianza de Ghosn en esta ocasión. Y es que el expresidente de Nissan lleva más tiempo detenido provisionalmente que el permitido en Estados
Unidos para un presunto terrorista, según informa Bloomberg.




















Carole Ghosn junto a su marido en el festival de Cannes de 2017
Carole Ghosn junto a su marido en el festival de Cannes de 2017
(Jean-paul Pelissier / Reuters)

El exfiscal japonés Nobuo
Gohara, por su parte, esperaba que esta última solicitud fuera exitosa. En una entrevista con esta agencia de información económica, el jurista ha explicado que los términos presentados por Ghosn hacían que fuera prácticamente imposible destruir pruebas.

En cualquier caso, el empresario sigue manteniendo por ahora su cargo de presidente en Renault. Pero no por mucho tiempo: el director ejecutivo de Michelin, Jean-Dominique Senard, podría asumir el liderazgo del grupo francés, según ha sabido Bloomberg. Los ejecutivos de la compañía, así como el Gobierno francés, están intentando volver a reforzar la alianza con Nissan, últimamente muy deteriorada.




















All copyrights for this article are reserved to Economía

Quantcast