El tiro por la culata. Así le ha ido a Neymar da Silva en la demanda que había presentado contra el Barça, reclamando el pago de una prima de renovación que el futbolista no cumplió en su integridad. El juez no solo ha fallado en su contra, denegándole la petición, sino que le obliga a devolver parte de lo cobrado: más de 6,7 millones.

La larga relación judicial entre el Barça y Neymar vivió un capítulo favorable al club. Este episodio en particular correspondía al cruce de demandas que se interpusieron, primero el jugador a la entidad y luego a la inversa a cuenta del generoso pago de 64 millones del Barça a Neymar (aparte de la ficha) para que renovara su contrato en el 2016. El brasileño, en efecto, firmó ese nuevo compromiso hasta el 2021, pero en el verano siguiente (2017) se marchó al Paris Saint Germain. El caso no está cerrado del todo. Los abogados del delantero pueden recurrir.

Documento

Sentencia que da la razón al Barça contra Neymar

Sentencia que da la razón al Barça contra Neymar

64 millones en dos plazos

El acuerdo contemplaba que el Barça pagaría los 64 millones en dos plazos: el primero de 20,75 millones brutos antes del 31 de julio del 2016 y los restantes 43,65 millones antes del 31 de julio del 2017.

A la vista del culebrón que protagonizó Neymar (y su padre) ese mes de julio durante la pretemporada, con constantes amagos de fichar por el PSG, el Barça depositó esa cantidad ante un notario a la espera de ver si el futbolista se marchaba o no a París.

Y Neymar, que quería cobrar esos 43,65 millones para irse inmediatamente al día siguiente (1 de agosto), en un toma el dinero y corre de manual, voló a París 24 horas más tarde, cuando los abogados del PSG se presentaron en el Camp Nou y pagaron los 222 millones de la cláusula de rescisión que le liberaba del contrato.

Desde Francia reclamó Neymar que le pagaran la deuda, aunque solo había cumplido uno de los cinco años en el Barça. Y desde Barcelona se interpuso la demanda por incumplimiento. El club azulgrana exigía que Neymar devolviera los 20,75 millones pagados más 1,75 añadidos del contrato antiguo, que acababa en el 2018.

El Barça no hizo el segundo pago el 31 de julio del 2017 al ver el flirteo de Neymar con el PSG y el jugador se marchó 48 horas después

Cobrado de más

El juez José Luis Carratalá Teruel, titular del Juzgado de lo Social número 15, entiende en su sentencia que los 1,75 millones pertenecían al contrato anterior (el del 2013), que había quedado anulado por el nuevo. Pero considera que los 64 millones del premio, aunque divididos en dos pagos, corresponden a las cinco temporadas (2016-2021) del compromiso adquirido, Por tanto, a los 20,75 millones adelantados por el Barça, deben restárseles la parte proporcional del tiempo cumplido por Neymar en el Barça: 13 meses. De ahí que el magistrado entienda que Neymar ha de devolver 6.796.668 millones que ha cobrado de más.

Este capítulo no solo no ha concluido por la posibilidad de recurso. En el acto de conciliación previo de septiembre, el Barça y la familia Da Silva negociaron sobre el futuro regreso del futbolista al Camp Nou. La serie se seguirá emitiendo.

All copyrights for this article are reserved to Portada