No ha podido ser. Garbiñe Muguruza ha caído eliminada en el primer Grand Slam del año. La tenista hispano-venezolana sucumbió en la segunda ronda del Open de Australia frente a la taiwanesa Su-Wei Hsieh. Un partido de dos horas muy ajustado que terminó con 7-6 (7) y 6-4.

Muguruza se vino abajo anímicamente tras perder el tie break de la primera manga. Llegaba a Melbourne como la tercera favorita del circuito femenino y tiró de experiencia para intentar darle la vuelta al 5-2 que le endosó la taiwanesa. El set cayó del lado de Su-Wei Hsieh y después ya no sufrió tanto para llevarse el duelo.


















La actual campeona de Wimbledon se marcha del Open de Australia antes de tiempo y la taiwanesa se enfrentará en la tercera ronda a la polaca Radwanska (26 del mundo), que eliminó a la ucraniana Lesia Tsurenko por 2-6, 7-5 y 6-3.


Muguruza no pudo contra Hsieh
Muguruza no pudo contra Hsieh
(EFE)

“Podía haber hecho las cosas mejor, pero Hsieh ha merecido ganar”







“Ella es siempre una rival peligrosa, más cuando juega bien. Creo que hoy ha jugado bien y, aunque yo podría haber hecho las cosas mejor, ha merecido ganar. La realidad es esa”, dijo en rueda de prensa la hispano-venezolana, quien partía como tercera preclasificada en Melbourne Park.

Muguruza cayó en dos mangas, por 7-6 (1) y 6-4, en un partido donde volvió a evidenciar problemas físicos. Esta vez fueron las ampollas en los pies las que mermaron su rendimiento.

“Desde el principio del choque sentí que se me estaban formando ampollas, así que preferí seguir compitiendo con un vendaje para prevenir el problema”, explicó la española, quien aprovechará su precipitada eliminación en el primer Grand Slam para recuperarse totalmente de sus molestias físicas.




















Creo que lo mejor será no jugar y descansar completamente”




Tiene previsto regresar a Suiza y descansar “durante algunos días” antes de retomar los entrenamientos. Este paréntesis le permitirá recuperarse de la lesión en el aductor derecho que motivó su retirada en el torneo de Sídney, pocos días antes del comienzo del Abierto de Australia.

“Creo que lo mejor será no jugar y descansar completamente”, dijo Garbiñe Muguruza. “Hasta ahora he tenido que compatibilizar los entrenamientos con la recuperación y eso ha sido duro para mi cuerpo”, confesó.

La vigente campeona de Wimbledon, quien asimismo se retiró en Brisbane (Australia) por calambres, desveló que hablará con los miembros de su equipo para tratar “de empezar la temporada mejor”. “Aunque hoy me he sentido mucho mejor y eso es una buena noticia”, sentenció.




















All copyrights for this article are reserved to Deportes

Quantcast