Que quede bien claro, los taxistas de Madrid no van a poner fin a la huelga indefinida que iniciaron el pasado lunes. No, al menos, hasta que consigan que se regule el sector VTC en las condiciones que ellos consideran. Aseguran sentirse fuertes y apoyados por muchos ciudadanos, especialmente de otros compañeros, de hecho, están estudiando la posibilidad de organizar un gran encuentro de colegas de otras regiones. Una gran marcha en Madrid que deje claro que el taxi español no piensa dejar que les “roben” su medio de vida.

Así lo han indicado los representantes de las asociaciones del taxi de Madrid que, de manera conjunta, ofrecieron una rueda de prensa a las cinco de la tarde, con la que quisieron mostrar la unidad del sector. Lamentan el perjuicio que están ocasionando a los ciudadanos por la falta de servicio, los cortes de carretera o los atascos causados por sus protestas, pero entienden que no puede haber un paso atrás; insisten en que se están jugando demasiado. Y por ello, anuncian movilizaciones “más contundentes”.




















La huelga de taxistas en Madrid.
La huelga de taxistas en Madrid.
(Susana Vera / Reuters)

Entre esas medidas más contundentes, figura el encadenamiento de huelguistas y el inicio de una huelga de hambre. Insisten, una y otra vez, que “tenemos fuerza para eso y para mucho más”: “No vamos a dar marcha atrás”, repiten. Por el momento, no hay negociación con la Comunidad de Madrid, cuyos técnicos se reunieron con compañeros del Ayuntamiento para buscar una solución. Por el momento, no hay nada.







El presidente de la Federación Profesional del Taxi de Madrid, Julio Sanz, ha declarado que los taxistas tienen “la conciencia muy tranquila” y que la voluntad “unánime” del colectivo es “no parar” con la huelga hasta que no se haya obtenido un resultado “tangible”.

”La moral de nuestros compañeros no sólo no ha caído, sino que está en aumento”, ha apostillado el presidente de la Asociación Gremial de Auto-Taxi de Madrid, Miguel Ángel Leal, y ha agregado: “Que sepan los poderes públicos que para nada se nos acaban las fuerzas”.


Dos detenidos y catorce heridos leves





De momento, la cuarta jornada de huelga se ha saldado con dos detenidos y con catorce heridos leves debido a golpes, contusiones y caídas producidas durante los actos de protesta. Los taxistas siguen atrincherados en Ifema donde se celebra Fitur mientras, en las proximidades de Ifema, un cordón de agentes antidisturbios de la Policía Nacional impide el acceso a la M-40 para evitar que los huelguistas corten de nuevo la vía.


















En el marco del conflicto, la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de la capital se han intercambiado este jueves una serie de propuestas con las que buscan llegar a un acuerdo sobre cómo regular la VTC y poner fin a la huelga indefinida de los taxistas madrileños.

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha abogado por la “convivencia” entre el taxi y los VTC, y ha criticado a una parte del colectivo de taxistas, ya que, en su opinión, por apostar a “todo o nada”, “es fácil que se queden con nada”.

Aunque no han fijado una nueva cita, los técnicos de ambas administraciones han anunciado que volverán a reunirse “pronto” con la voluntad de resolver un “problema de envergadura”, como lo ha calificado la portavoz municipal, Rita Maestre.




















All copyrights for this article are reserved to Portada

Quantcast