Los estudios de Uxbridge, población cercana a Londres, bullían el 21 de febrero previo a la explosión de la pandemia, como solo pasa en las grandes producciones. Y es que allí se gestaba ‘Los Bridgerton’, serie basada en las obras de Julia Quinn ( a medio camino entre ‘Downton Abey’ y ‘Gossip Girl’) , que supondrá el primer proyecto para Netflix de Shondaland, la productora de Shonda Rimes, tras su millonario fichaje. La ficción, que narra cómo discurre la vida de una viuda y sus ocho hijos en el lujoso y competitivo mundo de la alta sociedad de la Regencia londinense, verá a la luz en la plataforma este viernes 25 de diciembre.

En esa jornada en la que estuvo presente EL PERIÓDICO, actores, extras y equipos se movían por pasillos, sets y caravanas de maquillaje y vestuario con la excitación que da saber que en nueve días finalizarían los ocho meses de rodaje. Allí estaban aún en pie la casa de cartón piedra de los Bridgerton, decorada en tonos azules y rosados, propios de la elegante aristocracia, y la de los Fatherington, bañada en colores ácidos y chillones, acorde con el gusto de unos nuevos ricos, para que el espectador distinga a primera vista ambos mundos tan opuestos.

La misma gama que identifica la espectacular colección de vestidos de las mujeres de una y otro familia, cuya creación supuso una ardua labor de investigación para el equipo de vestuario, empeñado en reproducir fielmente las tendencias de la época. Hasta el punto de que se tuvo que abrir un taller de costura con 200 empleados para confeccionar los 7.500 trajes a medida que lucen actores y extras. Una dificultad a la que también se enfrentó el equipo de maquillaje y peluquería, que, además de tener que camuflar tatuajes del siglo XXI, se entretuvo en elaborar sofisticadas pelucas con flores y pájaros incrustados de difícil equilibrio.

Las mansiones

En la visita al rodaje se apreciaba cómo en uno de los set, un inmenso mural pintado en tan solo 10 días permitía que por los grandes ventanales de los Bridgerton asomara un precioso paisaje de lo más realista, y desde la pequeña tienda de la ciudad se veía pasar a carruajes reales con caballos de carne y hueso, a cuyo paso se habían colocado unas enormes planchas para evitar desafortunados resbalones.  

Ese frío día de febrero se grababa, entre otras, la escena en la que la joven Daphe Bridgerton (Phoebe Dynevor) se enfrentaba a su noche de bodas con... No, no haremos ‘spoiler’ desvelando quién la acabará llevando al altar. Su madre, lady Violet Bridgerton (Ruth Gemmel) le daba consignas, aunque con ello solo conseguía acrecentar el nerviosismo de la joven, que sufría pese a haber logrado su gran meta: la de casarse. Y es que esa es la gran razón de seer de la aristocrática familia que da nombre a la serie: la búsqueda del amor y el matrimonio, en la que tienen cabida mujeres empoderadas. 

La columnista

La puja en ese mercado del amor se desarrolla en las ostentosas salas de bailes de Mayfair y en los aristocráticos palacios de Parke Lane de las primeras décadas del siglo XIX, donde se dan cita, además del romance, las dinámicas del poder, el sexo y la traición, contado todo ello con esa mirada contemporánea que contienen las novelas de Quinn. Un oscuro entresijo que se encargará de escampar la misteriosa columnista lady Whisttledown, a quien da vida una Julie Andrews que solo le presta la voz. 

Una de las particularidades de la serie, de quien Chris Van Dusen (guionista de ‘Anatomía de Grey’ y ‘Scandal’) es el ‘showruner‘ y creador del primero de los ocho capítulos, es la inclusión de actores y actrices de raza negra en papeles poco habituales en una serie de época, como el del Duque (Regé-Jean Page) o la reina Carlota (Golda Risheuvel). Una muestra más de esa clara apuesta de Rhimes por reforzar la representación negra en la televisión estadounidense y en la tradición dramática británica, que va más allá de complacer a una parte del público: reivindica que un negro puede protagonizar un drama romántico de época sin tener que ser el sufrido sirviente. 

Que nadie espere una comedia romántica de época edulcorada, porque ‘Los Bridgerton’ puede ser canalla, aguda, divertida y, como promete Netflix, terriblemente adictiva.

Quién es quién en ‘Los Bridgerton’

Julie Andrews da voz a Lady Whistledown

Parapetada tras el anonimato, esta Ingeniosa cronista del cotillero de lengua afilada a la que da vida la intérprete de ‘Mary Poppins’ y ‘Sonrisas y lágrimas’, usa una curiosa mezcla de comentarios sociales e isultantes calumnias para poner patas arriba a la alta sociedad de 1813.

Phoebe Dynevor es Daphne Bridgerton

Es la imagen perfecta de la debutante que ha estado esperando toda su vida para hacer su gran estreno en el mercado del matrimonio y su hora ha llegado en la temporada de 1813. Pero las cosas no saldrán como estaban planeadas al irrumpir en su vida un cierto duque al que cree unirle solo una amistad. Deyvor ha trabajado en ‘Younger’ y ‘Dickensian’.

Regé-Jean Page es Simon Basset

Tras regresar a Londres, el atractivo duque de Hastings se encuentra con que es el tema principal de conversación entre señoritas con ansias de matrimonio y madres muy ambiciosas. Sin embargo, el Duque tiene sus razones para no tener ningún interés en su título, en la alta sociedad ni en casarse. Le da vida el actor de ‘For the people’ y ‘Roots’.

Jonathan Bailey es Anthony Bridgerton

El hermano mayor de los Bridgertno, a quien da vida el intérprete de ‘W1A’ y ‘Broadchurch’, es el noble inglés por excelencia, y responsable de la familia desde que asumió el título de vizconde de su difunto padre. Es infinitamente guapo, encantador y rico. Pero antes de cumplir con el deber de casarse y engendrar un heredero, debe de moderar su búsqueda de placer.

Ruth Gemmell es Lady Violet Bridgerton

Es todo calidez, sabiduría y amor. La matriarca de los Bridgerton se las ingenia para tratar a todos con inigualable amabilidad y respeto. Pero eso no es sinónimo de debilidad, ya que no permite que nadie se atreva a interferir en su familia. No hay nada que le gustaría más que ver a sus hijos casados, pero no por conveniencia, sino por amor. Gemmell intervino en ‘Deep State’ y ‘Penny Dreadful’.

Nicola Couglan es Penelope Featherington

La actriz de ‘Derry Girls’ y ‘Harlots’ da vida a una chica muy inteligente con un ingenio agudo y un corazón bondadoso, Penélope preferiría balancearse en silencio cerca del perímetro de cualquier salón de baile que ocupar el centro de la pista. Ha nacido en una familia que nunca la entenderá.

 Luke Newton (‘The Lodge’, ‘The Cut’) es Colin Bridgerton

El apuesto joven está acostumbrado a desarmar a sus compañeros de la sociedad con sus bromas, aunque tras sus seductores ojos se esconde un gran sentido de la aventura. Colin se interesa por la más joven de la ciudad, pero ese enamoramiento acaba dándole más de lo que había previsto.

Claudia Jessie (‘Vanity Fair’, ‘Doctor Who’) es Eloise Bridgerton

Inteligente, descarada y rebelde, Eloise no está aquí para convertirse en la más joven debutante, sonriente y picarona. Ella cree que está destinada a algo mucho más grande, aunque se le está echando encima la edad de contraer matrimonio.

Luke Thompson (‘Dunkerque’, ‘Hamlet’) es Benedict Bridgerton

El segundo de los hermanos Bridgerton anhela algo más que la interminable ronda de fiestas deslumbrantes a las que se encuentra asistiendo todas las noches. Sensible y entrañable, sueña con convertir su afición artística en una carrera en toda regla, y pronto se encuentra mirando lejos para lograrlo.

Ruby Stokes (‘Da Vinci’s Demons’) es Francesca Bridgerton

Más reservada y misteriosa que el resto de los hermanos Bridgerton, Francesca es cuidadosa con sus palabras y tiene un sentido del humor astuto y subversivo.

Will Tilston (‘Goddbye Christopher Robin?) es Gregory Bridgerton

Un verdadero terremoto, aunque adorable y con un corazón de oro, Gregory vive para fastidiar a su hermana pequeña, Hyacinth, de la que se burla constantemente.

Florence Hunt (‘Cursed’) es Hyacinth Bridgerton

Dueña de una gran sabiduría para su edad, Hyacinth es tan singular como exuberante. La benjamina de los Bridgerton no puede esperar a seguir los pasos de sus hermanas y pronto toma parte en el mercado matrimonial.

Te puede interesar

Polly Walker (‘Pennyworth’, ‘Age Before Beauty’) es Lady Poertia Featherington

Quizá la madre más ambiciosa de todas. Lady Featherington está decidida a lograr un buen partido para cada una de sus hijas, y siempre las está presionando en las fiestas. Astuta y despiadada, Lady Featherington consigue lo que quiere, cueste lo que cueste.

All copyrights for this article are reserved to Portada

Quantcast