El hombre está enamorado, qué le vamos a hacer. Juan Luis Cebrián, poderoso editor jubilado de 75 años y su esposa, Mihaela Mihalcia, emprendedora rumana de 37, llevan cuatro meses casados y acaban de explicar su romance en una entretenida entrevista que publica la revista Vanity Fair. Ella asegura que cayó rendida cuando él le puso al teléfono a Paulo Coelho, su referente literario, y eso que, al conocerlo, no sabía quién era Cebrián, ni que, en su día escribió esa obra cumbre de la literatura llamada La Rusa. Él quedó fascinado por la capacidad de adaptación de la joven quien, tras sufrir penurias en la Rumanía de Ceaucescu ha sabido acomodarse a un vestidor lleno de primeras marcas y no tiene inconveniente en confesar su adicción a los bolsos y zapatos de marca. Inocente ella, según la revista describe fascinada cómo la reciben con champán en la zona vip de la tienda de Victoria’s Secret, en Nueva York. Juanli le da todos los caprichos y ella para hacerle rabiar le llama comunista.




















Cristiano Ronaldo y Georgina. El jugador y su novia saliendo de los juzgados de Madrid
Cristiano Ronaldo y Georgina. El jugador y su novia saliendo de los juzgados de Madrid
(NurPhoto / Getty)

El feliz matrimonio, atendido, como no, por un matrimonio de trabajadores rumanos, vive de alquiler en una casa que pertenece a Isabel Gemio. A veces los divorcios, como el de Cebrián y su segunda esposa, Teresa Aranda , te dejan sin casa. Le puede pasar hasta a Jeff Bezos , el dueño de Amazon, a quien su romance con Lauren Sánchez, una explosiva morena de origen latino, le puede costar la mitad de su inmensa fortuna que irá a parar a su aún esposa Mackenzie Tuttle, seguramente desconsolada ante la perspectiva de ser inmensamente rica sin tener que aguantar a Bezos. El multimillonario tuvo que anunciar su divorcio antes de que se publicaran unas fotos en las que aparecía junto a Lauren en un spa perdido en las montañas de California que no estaba tan escondido como creían. Él pasó inadvertido, con su aspecto entre don Limpio y míster Magoo, pero ella no, famosa en Hollywood por su trabajo en televisión y , sobre todo, por su ahora exmarido, Patrick Whitesell , mánager de actores, entre ellos Kevin Costner , en quien al parecer había puesto el ojo Lauren. Iba para línea y se ha llevado el bingo Bezos.







Lauren Sánchez, como Georgina Rodríguez , novia de Cristiano Ronaldo , y Cristina , la nueva acompañante de Kiko Matamoros , pertenece al club de las mujeres constantemente embutidas en leggins, un forma de marcar curvas que ha puesto de moda Kim Kardashian y por la que deberá rendir cuentas el día juicio final.


Lauren Sánchez, como Georgina Rodríguez , novia de Cristiano Ronaldo , y Cristina , la nueva acompañante de Kiko Matamoros , pertenece al club de las mujeres constantemente embutidas en leggins
























All copyrights for this article are reserved to Portada

Quantcast