“;ultimaHoraHtml += “

“;ultimaHoraHtml += “

” + json.title + “

“;if (json.lead !== “”) {ultimaHoraHtml += “

” + json.lead + “

“;}ultimaHoraHtml += “

“;
document.getElementById(“urgente”).innerHTML = ultimaHoraHtml;

}
}
});











Desplazados por la violencia en Ituri (RDC)

REUTERS / GORAN TOMASEVIC – Archivo






Publicado 31/01/2019 9:02:21CET

MADRID, 31 Ene. (EUROPA PRESS) –

Las investigaciones preliminares realizadas en la región congoleña de Yumbi, escenario de enfrentamientos interétnicos en diciembre, han permitido localizar al menos 535 cadáveres en decenas de fosas comunes, según la misión de paz de la ONU en República Democrática del Congo (RDC).

Una disputa en torno al entierro de un jefe tribal es considerado el catalizador de los combates entre las comunidades Banunu y Batende, que llevaron al Gobierno a cancelar la votación en la zona en las elecciones celebradas en diciembre.

Según la oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, al menos 890 personas murieron entre el 16 y el 18 de diciembre en cuatro localidades del territorio de Yumbi, en la provincia de Mai-Ndombe, aunque siguen abiertas las investigaciones para tratar de esclarecer la magnitud de las masacres.

“Al menos 535 civiles murieron en cuatro ataques”, ha concluido ahora la MONUSCO, después de investigar las fosas con cadáveres localizadas en las últimas semanas. En concreto, el equipo ha identificado un total de 59 lugares con cuerpos en dos de las localidades atacadas, si bien “no se descarta que haya más”, según un comunicado en el que también se eleva a 111 la cifra de heridos.

Además, la violencia también se ha saldado con el saqueo o destrucción de 969 propiedades, “entre ellas iglesias, escuelas y centros de salud”, así como con daños en al menos 363 embarcaciones.

Como resultado de la violencia, buena parte de la población de las localidades afectadas se vio desplazada, incluidos unos 16.000 habitantes que buscaron refugio cruzando el río Congo hacia el país vecino del mismo nombre, según Naciones Unidas.




Contador













All copyrights for this article are reserved to Internacional