“;ultimaHoraHtml += “

“;ultimaHoraHtml += “

” + json.title + “

“;if (json.lead !== “”) {ultimaHoraHtml += “

” + json.lead + “

“;}ultimaHoraHtml += “

“;
document.getElementById(“urgente”).innerHTML = ultimaHoraHtml;

}
}
});






Actualizado 29/01/2019 18:45:43 CET



Dyson Lighycycle

DYSON




   PARÍS, 29 Ene. (Portaltic/EP) –

   Dyson ha presentado este martes en París (Francia) su nueva generación de luminarias inteligentes Dyson Lightcycle, lámparas de trabajo que replican la luz natural y que han sido diseñadas para mejorar la agudeza visual.

   El ingeniero jefe y creador de la categoría de Iluminación de Dyson, Jake Dyson, ha explicado que un equipo de 90 ingenieros ha dedicado dos años al desarrollo de Dyson Lightcycle. 892 prototipos después, la compañía ha presentado un modelo de lámpara de trabajo en la que la tecnología está al servicio del confort del usuario.

   El impacto que tiene la luz, en función del color y la intensidad, en nuestras funciones vitales y en cómo nos sentimos está detrás de Dyson Lightcycle. Por ello, emplea un algoritmo único para ajustar continuamente su temperatura de color y luminosidad en relación a la luz natural local gracias a la geolocalización, con el fin de proporcionar la luz adecuada para cada momento específico del día.

   Para ello, el algoritmo recurre a los datos procedentes de más de un millón de mediciones por satélite, que un microprocesador de 32 bits interpreta y los comunica a un motor óptico para calibrar correctamente la temperatura de color. Cuenta, además, con un sensor de luz ambiental y sensor de movimiento de infrarrojos.

   La luminaria tiene tres LED de luz cálida y tres LED de luz fría. Así, la luminosidad varía desde 100 hasta más de 1.000 lux, mientras que el color se puede ajustar desde la calidez de 2.700 grados Kelvin hasta el frescor de 6.500 grados Kelvin.

   Dyson Lightcycle ofrece, además, durabilidad. Los ingenieros de la compañía han implementado una tecnología utilizada en los satélites, Heat Pipe, para evitar que la capacidad de simular la luz natural se vea afectada, por ejemplo, con el paso del tiempo o con el sobrecalentamiento de los LED.

   Esta tecnología consiste en un caloducto, es decir, conducto de cobre sellado al vacío con una gota de agua en su interior, que pasa de estado líquido a gaseoso, disipando el calor a lo largo del conducto durante su condensación. De esta manera, la compañía ha asegurado que se logra mantener la luminosidad y la calidad de la luz durante 60 años.

   La temperatura de color y luminosidad también pueden personalizarse según las necesidades del usuario a través de la aplicación Dyson Link. Parámetros como la edad, la tarea que se está realizando, la rutina diaria y la luz natural local permiten optimizar la luz. Pero también se pueden activar los distintos modos preconfigurados, como estudio, relajación, despertar o dormir.

   La luminaria Dyson Lightcycle se comercializará en versiones de sobremesa y de pie, en dos colores: blanco/plateado y en negro. No obstante, en España estará disponible por el momento la versión de sobremesa en ambos colores, a un precio de 599 euros.




Contador













All copyrights for this article are reserved to Tecnologia