Si un héroe, o antihéroe, léase en este caso Thomas Shelby, Tommy para los amigos, se mide por la talla de sus enemigos no hay duda de que ‘Peaky Blinders’ compite en las más altas esferas. Los gánsteres de las primeras temporadas (William ‘Billy’ Kimber, rey de las apuestas en los hipódromos fuera de Londres, y Charles ‘Darby’ Sabini, señor de los bajos fondos londinenses) ni merecen mención en esta selección de tipos y tipas espeluznantes. Tampoco el IRA, presente a lo largo de toda la serie, pasa el corte. Hablamos de villanos ‘muuuy’ villanos. Ordenados de menos a más, como una serie que ha ido ganando calibre y solidez temporada tras temporada, hasta llegar a una quinta que posiblemente sea la mejor gracias a la hibridación de crimen y política. 

8-Aberama Gold (Aidan Gillen)

Ya, acaba siendo de los ‘buenos’, un ‘peaky blinder’, es más, le roba el corazón a Polly Gray, la tía Polly, diamantina matriarca de los Shelby, y eso no está al alcance de cualquiera. Pero su entrada en escena pone los pelos de punta. Da mucho miedo el personaje y parece a bote pronto que puede dar complicaciones al clan más que solucionarle la papeleta. La papeleta es difícil: matar a Luca Changretta y sus secuaces mafiosos conjurados con la ‘vendetta’ contra los hermanos Shelby. Para eso le contrata Tommy. En contra de la opinión de su entorno, una panda de perlas que pese a los muchos tiros pegados considera a Aberama Gold «un zíngaro salvaje». Acojona el señor Gold (gran apellido) a los gitanos que acojonan a todo el mundo. Resulta ser un buen hombre y establece una conexión profunda con el espíritu indómito y errante del viejo mundo gitano del que proceden por parte materna los Shelby. Aparece en las temporadas 4 y 5.

Te suena de: es el intrigante Meñique de ‘Juego de tronos’.

7-Luca Changretta (Adrien Brody)

Una pesadilla de tío. No puede soportar que los Shelby mataran a su padre y emprende desde Nueva York una ‘vendetta’ absolutamente fanática. No solo quiere las vidas de los hermanos Shelby sino también todo lo que es suyo. Quiere destruirlos y humillarlos y poner sobre su apellido siete pies de tierra. Es un personaje un poco caricaturesco si nos ponemos serios, siempre con un palillo en la boca y obsesionado por la estética, pero funciona como un tiro. Amigos, la Mafia primigenia no era ninguna broma. Como a Billy Bones al recibir el mensaje pirata de la Mota Negra en ‘La isla del tesoro’, a los Peaky Blinders les entra un canguelo tremendo al recibir los mensajes de la Mano Negra. Aparece en la temporada 4.

Te suena de: jolín, si hasta tiene un Oscar por ‘El pianista’. 

6-Chester Campbell (Sam Neill)

Bienvenidos a las cloacas del Estado británico. El inspector jefe Campbell, más adelante mayor Campbell, ha hecho bien su trabajo (sucio) contra el IRA en el Ulster. De modo que cuando en Birmingham desaparecen unas armas del Ejército en las que podrían estar interesados los independentistas irlandeses, ahí le mandan. Se las da de hombre recto pero lo que pasa es que tiene un claro problema sexual. Si lo suyo no es sadismo le falta poco. Menudo menda chungo. Está acomplejado por no haber combatido en la gran guerra. Ordena batidas brutales contra la lucha obrera y consigue pillar a Tommy Shelby por los huevos, con el beneplácito y el desprecio del secretario de Estado para las Colonias, no otro que Winston Churchill. Sus compinches de las fuerzas paramilitares del Ulster, la Mano Roja Derecha, ponen al capo Shelby en el más serio de sus aprietos. De hecho vuelve a nacer por intercesión de Churchill. Todos estamos con Polly cuando hace lo que tiene que hacer. Aparece en las temporadas 1 y 2.

Te suena de: ‘La posesión’, ‘Parque jurásico’… En ‘Peaky blinders’ no trabaja cualquiera.

5-Alfie Solomons (Tom Hardy)

Señor del hampa de Camdem Town, Londres, donde reina supremo desde su destilería ilegal. Judío con pico de oro, más que digno conversador en una película de Tarantino. Excombatiente de la primera guerra mundial, como tres hermanos Shelby, un pringue que marca una línea divisoria entre ellos (los que no estuvieron) y nosotros (los que sí estuvieron) a lo largo de toda la serie. Puede parecer más traidor que Judas, Bruto y las corrientes de aire juntos, pero en el fondo es un tipo que no se engaña a sí mismo y sabe que es un malnacido, como obliga el negocio criminal por mucho rollo moral que otros le quieran dar. En la segunda temporada monta algo parecido a la ‘Boda roja’ de ‘Juego de tronos’. En la quinta, sin aflojar el puño negociador, se redime un poco y muestra ciertos ideales: al menos es antifascista. Aparece en las temporadas 2, 3, 4 y 5.

Te suena de: es el protagonista de ‘Mad Max: furia en la carretera’

4-Tatiana Petrovna (Gaite Jansen)

Gran duquesa rusa. Sobrina del archiduque León Petróvich Romanov y de la gran duquesa Izabella Petrovna. Si creíamos que la aristocracia de la Rusia de los zares era depravada, no sabíamos hasta qué límites. Han llegado a Inglaterra huyendo de la revolución soviética, claro, y dispuestos a contratacar. Para financiar el contrataque cuentan con joyas por el valor del presupuesto de un país como, digamos, Luxemburgo. Un séquito de terroríficos cosacos se encarga de custodiar el tesoro. Pero aquí lo importante es la altanera disipación de una superclase que se cree con derecho a desayunar muslo de niño si le apetece. Steven Knight, guionista de ‘Promesas del este’ y jefazo de ‘Peaky blinders’, se cita a sí mismo en la escena en la que Tatiana busca tatuajes criminales rusos detrás de los testículos «hechos en Birmingham» de Arthur Shelby. La orgía que sigue es inolvidable. Tatiana, en cualquier caso, va a lo suyo, y tras enloquecer a Tommy con un sexo de la dimensión de la corte de San Petersburgo tampoco sale mal parada. Aparece en la temporada 3.

Te suena de: poco. La actriz holandesa protagonizó ‘170 Hz’. 

3-Padre Hughes (Paddy Considine)

Más cloacas del Estado. Forma parte, es brazo armado de hecho, de la subterránea Liga Económica, una organización clandestina dedicada sin demasiados miramientos y entendemos que con la aquiescencia del poder legal a combatir el comunismo. Nexo entre los chiflados rusos blancos y los Peaky Blinders. Lo sabe todo y no tiene el más mínimo escrúpulo: el rapto de niños es feo incluso en esos ambientes. Pederasta para más inri. Lo queremos muerto nada más verlo y seremos satisfechos, pero no sin antes hacérselas pasar francamente canutas a Tommy Shelby y obligar a la banda a cometer una matanza impopular. Un villano con ‘clergyman’ siempre es doblemente villano. Aparece en la temporada 3.

Te suena de: ’24 hour party people’, ‘El ultimátum de Bourne’.  

2-Billy Boys

Basado en hechos reales: los Billy Boys fueron el ‘gang’ más poderoso del Reino Unido en las décadas de 1920 y 1930. Protestantes de Glasgow, llegaron a tener 800 miembros. Su misión inicial era acoquinar a los católicos, emigrantes irlandeses en su mayoría, pero no hizo falta mucho para que se pasaran a los negocios ilegales y sirvieran de fuerza de choque del incipiente fascismo. Por supuesto eran hinchas de los Glasgow Rangers y mejor que no te pillaran si ibas con los Celtic. Su cabecilla era Billy Fullerton, Jimmy McCavern en la serie (interpretado por Brian Gleeson). Cómo las gastan los Billy Boys: se dan a conocer crucificando a Bonnie Gold, el hijo de Aberama. Es tan malo Jimmy McCavern que el psicópata de Arthur Shelby, no menos psicópata por ser nuestro psicópata favorito, le respeta como enemigo. Tres hurras por Steven Knight, el creador del tinglado: sin un libro canónico al que agarrase como ‘Gangs de Nueva York. Bandas y bandidos en la Gran Manzana (1800-1925)’, de Herbert Asbury, base de la película de Martin Scorsese ‘Gangs of New York’, se esfuerza en construir una creíble historia del crimen organizado en el Reino Unido, desde los orígenes de supervivencia pandillera hasta la infiltración en la política. Aparecen en la temporada 5.

Te suena de: una vez más, poco. Brian Glesson aparece en ‘Hellboy’.

1-Oswald Mosley (Sam Claflin)

No solo un personaje basado en hechos reales sino un personaje real. El parlamentario Oswald Mosley derivó del Partido Laborista a la creación de la Unión Británica de Fascistas. En la década de 1930 tuvo encuentros con Benito Mussolini y Adolf  Hitler. Su movimiento de los Camisas Negras captó numerosos adeptos en las áreas proletarias de Gran Bretaña. Con el estallido de la segunda guerra mundial fue encarcelado por filonazi. Fue pronto liberado: hablamos de un hijo de las élites. En ‘Peaky Blinders’ se le presenta como «el demonio». Y mira que los Peaky Blinders han visto demonios. Pero Mosley es otra cosa. Un mal sofisticado y que piensa a escala mayor, con los Billy Boys como guardia pretoriana. Por suerte, gitanos y judíos unidos jamás serán vencidos. O sí, al menos de momento. ¡Queremos la sexta temporada de ‘Peaky Blinders’ ya! Aparece en la temporada 5.  

Te suena de: ‘Los juegos del hambre’.

Temas:
Tómatelo en serie
Series

All copyrights for this article are reserved to Portada

Quantcast