• Las autoridades calculan que de los entre 8.000 y 10.000 inmigrantes, unos 800 eran menores

La Fiscalía del Área de Menores de Ceuta, con sede en Cádiz, ha abierto diligencias de investigación sobre la devolución en caliente’ de menores en la reciente crisis migratoria de Ceuta, que provocó la entrada de miles de inmigrantes marroquíes, muchos de ellos menores, según fuentes del Ministerio Público.

La Fundación Raíces denunció ante la Fiscalía de Menores el caso concreto de un joven de 16 años que el pasado 19 de mayo llegó a Ceuta a nado, con un flotador hecho de botellas de plástico y, llorando, decía a los militares españoles que estaban en la orilla: «Traten de entendernos, por Dios».

La escena fue grabada por un periodista en un vídeo que también captó cómo los militares españoles, tras consolarle, le acompañaban de vuelta a Marruecos. Era, según relató después el menor a El País, su tercer intento de entrar en España en menos de 24 horas.

«Han sido varios»

«Estos días en Ceuta no ha sido uno, han sido varios los niños devueltos en la frontera, violando nuestra legislación y los tratados internacionales», ha señalado a EFE la presidenta de la Fundación Raíces, Lourdes Reyzabal.

Noticias relacionadas

Las autoridades calculan que de los entre 8.000 y 10.000 inmigrantes que entraron masivamente en Ceuta, unos 800 eran menores.

All copyrights for this article are reserved to Portada