Desde julio de 2002, las relaciones de España y Marruecos no pasaban por un momento de tan alta tensión. Entonces Marruecos rompió el status quo fronterizo al colocar a unos gendarmes en el islote de Perejil, que fueron reducidos en una breve acción militar sin víctimas llevada a cabo por fuerzas especiales españolas «al alba y con viento duro de levante», como dijo el entonces titular de Defensa Federico Trillo. El ministro era, tras el presidente Aznar, uno de los miembros del ejecutivo español mejor conectados con Estados Unidos y su cúpula militar.

Hay dos diferencias entre aquella crisis y la de ahora: la primera es que esta vez Marruecos no ha lanzado uniformados a un punto de la frontera española en África, sino a millares de personas empobrecidas por la crisis del covid en la zona vecina de Castillejos, que ya no puede vivir del comercio con Ceuta.

La segunda reside en un factor estratégico: las aspiraciones de Marruecos sobre el Sáhara Occidental tiene el reconocimiento de Estados Unidos, interesado en el control del terrorismo fundamentalista islámico en el área clave del Sahel, mientras que la causa saharahui encuentra la simpatía de los dos partidos en el gobierno español.

Cinco claves ayudan a entender más esta crisis:

De quién es el mar canario

18 de diciembre de 2019. – El parlamento marroquí aprueba dos leyes por las que declara unilateralmente como zona económica exclusiva las aguas del Sáhara Occidental 350 millas mar adentro, englobando a Canarias y afectando a los intereses económicos de España en posibles futuras prospecciones mineras submarinas españolas en torno al monte sumergido Tropic, rico en Telurio y otros minerales estratégicos.

Olla a presión junto a Ceuta y Melilla

16 de marzo de 2020.- Marruecos cierra unilateralmente sus fronteras con Ceuta y Melilla argumentando la pandemia. La ruina se cierne sobre los pobladores de las áreas transfronterizas de Castillejos y Nador, en una espiral de pobreza y tensión social. Tres millares marroquíes quedan atrapados en las dos ciudades españolas. En verano Marruecos suspende la Operación Paso del Estrecho argumentando también el covid.

Vuelve la guerra al Sáhara

13 de noviembre de 2020.- El Ejército marroquí despeja a tiros una carretera a la altura de Guerguerat, en la frontera del Sáhara Occidental con Mauritania. El Frente Polisario –al que Marruecos no ha conseguido derrotar en 50 años- da por roto el alto el fuego. La guerra vuelve por el control de una zona rica en fosfatos y pesca, y cuya plataforma continental alberga una reserva petrolífera.

Un presidente saliente juega al Risk

Diciembre de 2020.- Donald Trump, en rampa de salida, admite  la soberanía de Marruecos sobre el Sáhara Occidental -territorio por descolonizar abandonado por España en 1975 ante la ‘Marcha Verde’ de Hassán II- y el yerno de Trump, el lobista y empresario Jared Kushner, impulsa el reconocimiento de Israel por Marruecos. El congreso de EEUU aprueba la venta de nuevos misiles, carros, cazas y drones a Marruecos.

Salvarse del covid en un hospital y de la pobreza en una playa

Primavera de 2021.- 17 de abril: España hospitaliza en Logroño al líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, supuestamente proveniente de Argelia grave por covid. Marruecos se entera por medios franceses.

Noticias relacionadas

17 de mayo: los gendarmes marroquíes desaparecen de la frontera con Ceuta y 10.000 migrantes (1.600 menores) entran a nado en la ciudad.

24 de mayo: el canciller marroquí, Naser Bourita, acusa a España de “crear” la crisis.

All copyrights for this article are reserved to Portada