El ‘exvicepresident’ de la Generalitat Oriol Junqueras y el ‘exconseller’ Raül Romeva han pedido al Tribunal Constitucional (TC) que suspenda la pena de prisión que les impuso el Tribunal Supremo por su papel en el ‘procés’ y los excarcele a raíz del estado de alarma por la pandemia del coronavirus.

Andreu Van den Eynde, abogado de ambos exconsellers, ha presentado un recurso ante el TC para pedirle que de forma «urgente» suspenda la ejecución de sus respectivas condenas, de trece y doce años de cárcel, apelando a los derechos fundamentales a la vida, la integridad física y moral, la dignidad y la vida familiar.

Documento

Junqueras y Romeva piden salir de prisión por el coronavirus.

Junqueras y Romeva piden salir de prisión por el coronavirus

Los procesados, que cumplen el confinamiento desde la cárcel de Lledoners sin poder disfrutar de las salidas diurnas para trabajar que les concedió el centro, consideran que la pandemia de coronavirus ha llevado a una situación de «urgencia excepcional» que permitiría su excarcelación y la suspensión de sus penas de inhabilitación.

El escrito recuerda que el propio Ministerio de Interior ha reconocido que la declaración del estado de alarma «resulta especialmente gravosa en los centros penitenciarios» y que los internos deben ser considerados como «un colectivo vulnerable».

Alternativas a la prisión

También recuerdan Junqueras y Romeva que, a raíz de la pandemia, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Consejo de Europa han pedido a los Estados que arbitren «alternativas a la prisión», de acuerdo con la «Declaración de Principios en relación con el trato a personas privadas de libertad en contexto de pandemia», emitido por el Comité Europeo para la Prevención de la Tortura el pasado 20 de marzo.

Para la defensa de ambos condenados, la pandemia obliga a «realizar una correcta ponderación entre los intereses en conflicto» a la hora de decidir sobre la suspensión de la ejecución de la sentencia, que afecta al derecho a la vida además de a los derechos a un juicio justo, a la libertad y al de participación y representación política esgrimidos en otros recursos.

La defensa argumenta que no existe riesgo de fuga en el caso de Junqueras y Romeva, puesto que ambos se han presentado ante la justicia siempre que se les ha requerido, cuentan con «demostrado arraigo» y han regresado puntualmente a la cárcel tras las salidas previstas en aplicación del artículo 100.2 del reglamento penitenciario.

Además, añade el escrito, el estado de alarma actual «elimina cualquier riesgo, puesto que la obligación de confinamiento y prohibición de circulación no justificada hace imposible la sustracción a la justicia».

Junqueras y Romeva tienen interpuesto un recurso contra la sentencia del Supremo ante el Constitucional y, la semana pasada, presentaron un nuevo escrito para plantear la recusación de los doce miembros que componen este tribunal.

All copyrights for this article are reserved to Portada

Give a Comment