item

Hipócrates ★★★

Dirección: Thomas Lilti

Reparto: Louise Bourgoin, Alice Belaïdi, Anne Consigny, Geraldine Nakaché, Eric Caravaca

Título original:  ‘Hyppocrate

País: Francia

Duración: 8 episodios

Año: 2018

Género: Drama hospitalario

Estreno: 11 de agosto del 2020

Para retratar una realidad en el cine no hace falta, necesariamente, ser monaguillo antes que fraile. Pero no hay duda alguna de que el realizador francés Thomas Lilti se beneficia de este aprendizaje. Sus tres largometrajes previos a la serie ‘Hipócrates’ están ambientados o en un hospital o entre la profesión médica, y sabe perfectamente de lo que habla porque, antes de convertirse en cineasta, fue doctor. Así que al cambiar los estetoscopios, bisturís y otros utensilios médicos por la cámara de filmar, no hizo otra cosa que desperdigar en historias de ficción todo lo aprendido en las consultas y quirófanos.

‘Hipócrates’ se centra en el día a día de tres residentes y un forense de un hospital en crisis a causa, precisamente, de un contagio. Aunque realizada en el 2018, la serie resulta muy pertinente ahora mismo: varios médicos de un hospital público están en cuarentena indefinida al haber quedado expuestos a un enfermo contagioso que acaba de morir a causa de un patógeno desconocido. Tras los convenientes protocolos de aislamiento, algo que en este momento nos suena a todos demasiado, el peso del hospital recae en las personas que deberían ayudar antes que decidir.

Lo médico y lo privado

Como toda serie médica, y las hay a raudales (‘Centro médico’, ‘Marcus Welby’, ‘Urgencias’, ‘Hospital Central’, ‘Kingdom’, ‘House’, ‘Anatomía de Grey’, ‘The knick’), el relato pasa de los casos médicos, con pacientes de lo más variado (esclerosis, rotura de varices, suicidas, operación transgénero), a las cuestiones privadas de los cuatro protagonistas. Lo profesional y lo personal mezcla con relativa facilidad ya que, en una situación extrema como la evidenciada en la serie, una cosa se diluye en la otra. Además, uno de los residentes es hijo de una doctora y otra mantiene relaciones con uno de los médicos en cuarentena.

Lilti escucha a los pacientes, con especial hincapié en la muchacha suicida o la anciana que ha perdido su dentadura, a los auxiliares y a los médicos doctores que intentan ayudar en la distancia, pero el foco está puesto en los tres residentes y el forense obligados a curar, diagnosticar y calmar enfermedades varias. Es una historia de aprendizaje.

La serie hereda cosas del filme de Lilti del mismo título, estrenado en el 2014. Después realizó ‘Un doctor en la campaña’, en torno la medicina rural, y ‘Mentes brillantes’, sobre las pruebas de acceso a los estudios de Medicina. No sé si fue buen médico, pero como fabulador cinematográfico y catódico de la profesión médica resulta más que pertinente.

All copyrights for this article are reserved to Portada

Quantcast