Las Palmas de Gran CanariaActualizado:20/01/2019 22:11h

Científicos de la Universidad de Rhode Island y de la Universidad de Buffalo, en Estados Unidos, están preocupados por el efecto que podría tener en la costa este de norteamérica tsunamis procedentes de Canarias en caso de entrar en erupción un volcán en La Palma. Los expertos canarios en vulcanología analizan en reuniones técnicas los nuevos movimientos sísmicos que se han producido entre Gran Canaria y Tenerife estas primeras semanas de enero.

En la ciudad de Nueva York, como adelantó el pasado año ABC, las autoridades de seguridad y emergencias, así como las empresas aseguradoras, tienen manuales de reacción en caso de algún fenómeno de este tipo procedente de Canarias. Los cientificos estudian, en cualquier caso, Cumbre Vieja, en la isla de La Palma.

Lo que se investiga es saber qué tipo de medidas se deben implementar en la costa este de Estados Unidos para prevenir sucesos naturales violentos. Stephan Grilli en su laboratorio de Rhode Island mantiene una especial vigilancia a los fenómenos vulcanológicos de todo el mundo. También la Universidad de Buffalo está realizando medidas de investigación avanzadas. Es donde se ha fabricado la lava artificial.

La mayoría de los sistemas de alerta de tsunamis monitorizan terremotos, pero pocos los volcanes

Para Stephan Grilli, la mayoría de los tsunamis son causados por terremotos, no por volcanes. Amit Katwala detalla en Wired que en Estados Unidos se está probando con sistemas de inteligencia artificial, métodos submarinos de última generación y lava propia. Hacer lava propa permite a los cientificos poder trabajar cerca y con cantidades mínimas, es decir, tomar muestras de viscocidad con diferentes modelos.

Grilli sostiene que la costa este de Estados Unidos podría ser vulnerable a los eventos a través del océano desde Canarias. A su juicio, un colapso en Cumbre Vieja podría enviar varios cientos de kilómetros cúbicos de material al mar. Los modelos informáticos sugieren que esto provocaría un tsunami que devastaría las islas cercanas y afectaría a la costa este de los EE.UU. con enormes olas.

Trabajos con lava ya convertida en masa secaTrabajos con lava ya convertida en masa seca – Charlotte Hsu

Explosiones intensas al mezclarse con agua

El proyecto, un estudio a largo plazo y en curso dirigido por la Universidad de Buffalo, publicó sus primeros resultados el 10 de diciembre en el «Journal of Geophysical Research (JGR): Solid Earth». Los científicos advierten que el número de pruebas hasta el momento es pequeño, por lo que el equipo deberá realizar más experimentos para sacar conclusiones firmes.

La investigación muestra que los encuentros con agua de lava a veces pueden generar explosiones espontáneas cuando hay al menos alrededor de un pie de roca fundida por encima del punto de mezcla.

En la Universidad de Buffalo, Nueva York, el científico Ingo Sonder ha tomado muestras, junto a técnicos que están investigando este asunto, de rocas volcánicas propias solidificadas de una cantera. Han dispuesto de un horno a 704 grados centígrados para hacer roca fundida. Una vez obtenida, la vierten en canales de acero de varias formas y tamaños, lo rocían con agua a presión y retroceden para ver los efectos monitorizados.

Estas pruebas ha permitido saber que cuando el agua entra en capas de roca fundida se producen explosiones más intensas. Y que las mezclas no siempre explotan de inmediato. A altas temperaturas, se forma una delgada película de vapor donde el agua se reunía con la lava.

Por ejemplo, en los Estados Unidos, la mayor parte de las investigaciones sobre tsunamis se han llevado a cabo en la costa oeste propensa a los terremotos.

La mayoría de los sistemas de alerta de tsunamis monitorizan los terremotos, pero pocos toman en cuenta las raras ocasiones en que podrían ser provocados por volcanes. La tecnología de medición se basa en boyas que detectan cambios en el nivel del mar, pero este sistema no da muchas advertencias, ya que solo detecta olas a medida que pasan.

Temas

All copyrights for this article are reserved to España