Carlos Ghosn, encarcelado en Japón desde el pasado 19 de noviembre, ha dimitido como presidente de Renault anticipándose al consejo de la empresa que iba a cesarlo este jueves. La empresa ha nombrado al jefe de Michelin, Jean-Dominique Senard, como su nuevo presidente, tomando las riendas de inmediato.

El anuncio de la dimisión de Ghosn lo realizó el ministro francés de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire, en el Foro Económico de Davos. El Estado galo posee el 15% del accionariado de Renault y presionaba para la salida del directivo francobrasileño, si bien al principio apostó por su continuidad.


Senard, al frente

El nuevo esquema






















Senard se convertirá en presidente, mientras que el vicepresidente ejecutivo, Thierry Bolloré, asumirá como presidente ejecutivo, el otro cargo que tenía Ghosn en Renault.

El nuevo presidente, de 65 años, se enfrenta ahora a la tarea de suavizar las relaciones con el socio nipón de Renault y reanudar las conversaciones sobre la estructura de la alianza para cementar un pacto que tiene ya 20 años de historia. Los japoneses rechazan la situación actual, por la que Renault es su primer accionista destacado, con un 43% del capital, mientras que Nissan tiene únicamente un 15% de las acciones de Renault, y sin derecho de voto.









Jean-Dominique Senard
Jean-Dominique Senard
(Ludovic Marin / AFP)

“Es importante que esta alianza siga siendo extremadamente fuerte”, comentó Senard a los periodistas tras una reunión del directorio, haciendo referencia a las crecientes exigencias de inversión de las nuevas tecnologías automotrices. “Es nuestro deber obligatorio seguir adelante juntos”, agregó.

Senard, que tenía previsto retirarse de Michelin en abril, deberá volver a tender puentes con Japón. Tras el arresto de Ghosn, el presidente ejecutivo de Nissan, Hiroto Saikawa, intentó reducir el control de Renault y se resistió a sus intentos de nombrar nuevos directores en la firma japonesa.


















En una posible señal de acercamiento, Nissan convocó el jueves a una reunión de accionistas para elegir a un miembro nominado por Renault para su directorio, lo que pondrá fin formalmente a las labores de Ghosn.




















All copyrights for this article are reserved to Economía

Quantcast