• El movimiento feminista se ha hecho universal, hay más paridad y se han aprobado varias medidas para proteger a las mujeres

  • Pero cada paso se ve lastrado por las reticencias, como la lentitud legislativa o el crecimiento de Vox

Este 8 de marzo, Día de la Mujer, la sociedad está convocada, de nuevo, a demostrar en las calles la necesidad de avanzar hacia la igualdad completa entre hombres y mujeres. Hace cuatro años, el movimiento feminista dio un salto cualitativo, que se expresó a través de manifestaciones masivas y la primera huelga feminista. Y este año, tras el paréntesis que provocó la pandemia en 2021, el objetivo es volver a demostrar en las calles el apoyo popular y la demanda de cambios.

Porque en estos cuatro años ha habido avances pero cada paso en materia de igualdad lleva aparejado importantes reticencias, dado que el sistema patriarcal está arraigado y su fin requiere de cambios profundos. Y la pandemia no ha hecho más que agravar algunos problemas, dado que las mujeres tienen los empleos más precarios y en ellas recaen principalmente los cuidados.

Este es resumen de los principales avances en materia de igualdad de los últimos años asociados a los lastres que los frenan, de la mano del diagnóstico de tres expertas en igualdad. 

El salto del movimiento feminista

“A partir del ‘Metoo’, el movimiento feminista se ha extendido a muchas capas de la sociedad y en los últimos años ha dado un salto universal”, reflexiona Marina Subirats, que fue directora del Instituto de la Mujer de 1993 a 1996. A su vez Ruth Caravantes, vocera de la Comisión 8-M, destaca que se ha producido un “cambio de mentalidad”, sobre todo en las generaciones más jóvenes, que representa el lema ‘sola y borracha quiero llegar a casa’. “La sociedad ha asumido que las mujeres tienen derecho a hacer lo que quieran, pero tienen que llegar sanas a casa”, resume.

El problema es que la revolución feminista está generando resistencias tanto políticas, como demuestra el alza de Vox, como por parte del machismo, que se reflejan en un aumento de las conductas violentas y misóginas por parte de las generaciones jóvenes.

Cada vez más mujeres ocupan puestos de responsabilidad y España tiene ahora un gobierno paritario. Además “en todas las instituciones se están produciendo esfuerzos para promocionar a las mujeres y se han creado premios para homenajear, por ejemplo, a las científicas”, según subraya Subirats.

Pero aún hay muchos ámbitos donde el poder sigue copado por hombres, como por ejemplo en la judicatura. Y es llamativo que, pese a los años de políticas públicas destinadas a la igualdad, cada vez hay menos mujeres en carreras como matemáticas, informática o ingeniería.

El empuje del feminismo ha logrado que el consentimiento sea clave a la hora de juzgar los delitos, en la futura ley de libertad sexual, conocida como del ‘solo sí es sí’ porque transforma en normativa los gritos en las calles. La legislación acaba con la distinción entre abuso y agresión y crea los centros de atención a las víctimas durante 24 horas, pero aún está en el Congreso y no se prevé una tramitación rápida porque han surgido choques a cuenta de si aprovechar la norma para dar pasos destinados a abolir la prostitución. El PSOE es abolicionista y los morados no han definido una posición dado que tampoco hay una postura unitaria en el feminismo.

Sobre esta materia, el Ministerio de Igualdad prepara una ley específica contra la trata con fines de explotación sexual pero aún está en fase de negociación con el PSOE y, por tanto, quedan meses o años hasta que vea la luz. “Cuando se detecta un problema, los cambios legislativos son lentos”, denuncia Marisa Soleto, presidenta de la Fundación Mujeres. 

Mejoras contra las violencias machistas

En línea con las solicitudes del movimiento y las directrices internacionales, el Gobierno ha dado varios pasos para que prevenir y atender a las víctimas de todas las violencias, no sólo el maltrato que se producen en el ámbito de la pareja. Se ha ampliado la línea 016, se van a contabilizar todos los feminicidios y se ha aprobado un plan con medidas urgentes. Además, Soleto destaca la prórroga del pacto de Estado con todas las fuerzas políticas -excepto Vox- y la mejora en prestaciones para los huérfanos, con una ley que previsiblemente verá la luz el día 9. 

Y según crece la concienciación social, aumenta el número de denuncias de todas las violencias. No obstante, 2021 se cerró con 44 víctimas mortales de la violencia de género, el 20% de las cuales había denunciado y las instituciones no supieron protegerlas. “Es un avance que aumenten las denuncias porque significa que las mujeres dicen ‘hasta aquí’ pero acudir al juzgado o la policía todavía no garantizan una protección adecuada”, lamenta Caravantes. 

Avances en materia laboral

Este año entran plenamente en vigor dos normativas laborales destinadas a la puesta en marcha de planes de igualdad en las empresas y a reducir la brecha salarial. Sin embargo, sólo una de cada tres empresas tiene por ahora un plan de igualdad y la diferencia entre los salarios de varones y féminas continúa, con una brecha de 5.252 euros al año, según el último informe de CCOO. 

Noticias relacionadas

El aborto, se penaliza el acoso pero siguen las trabas

El derecho al aborto se verá reforzado con la inminente aprobación de una ley que penaliza a los ultras que acosan a las mujeres y a los profesionales a las puertas de las clínicas. Si bien, Igualdad planea hacer cambios en la ley de plazos para garantizar el acceso a las chicas de 16 y 17 años y que la objeción de conciencia no siga impidiendo la práctica de interrupciones de embarazo en la sanidad pública. Pero, como la ley contra la trata, aún falta mucho tiempo para que la reforma vea la luz.

Visibilidad de la diversidad

Caravantes menciona, por último, como un avance la visibilidad que ha alcanzado en la sociedad la diversidad sexual. A esto se suma el acuerdo entre el PSOE y Unidas Podemos para aprobar el anteproyecto de ley trans. Sin embargo, pese al pacto, el proyecto legal también se tramita con excesiva lentitud. 

¿Ya eres usuario registrado? Inicia sesión

Este es un contenido especial para la comunidad de lectores de El Periódico.

Para disfrutar de estos contenidos gratis debes navegar registrado.

All copyrights for this article are reserved to Portada