Si ‘La dama y el vagabundo’ se hubiera escrito en 2021, habría acabado rápido. Sin restaurantes para cenar, cada uno para su casa y adiós muy buenas. A estas alturas ya hay mucho mono de restaurantes nocturnos. Tanto, que hasta ir de noche a casa de los padres da los mismos ‘chills’que una primera cita: por fin estás cenando fuera de casa. Hay una alternativa más atractiva que volver a la casa que te vio nacer: los hoteles, los únicos que todavía ofrecen plato caliente cada noche. Y con estos ‘packs‘ para dos, podrás visitar los cinco estrellas de la ciudad a precios inexplicables en el mundo precovid. 

La newsletter de On Barcelona

Dicen que si activas esta newsletter delante de un espejo a medianoche, se te aparece Pocholo y te lleva de fiesta. Ana Sánchez te descubre cada semana los planes más originales de Barcelona.

Suscríbete

Para empezar, un clásico, el Majestic (paseo de Gràcia, 69). Para acercar a los ciudadanos de Barcelona a este histórico hotel, que ha acogido a célebres personajes como Lorca, Picasso, Miró o Hemingway, han lanzado un ‘pack’ para dos por 269 € que incluye habitación, desayuno y cena en la terraza con ‘views’ al paseo de Gràcia. Perfecto para darte el capricho de mirar desde arriba a los viandantes.

Otra alternativa nocturna podría ser el Alma (Mallorca, 271), conocido por sus jardines. Posa entre sus plantas y te olvidarás del viaje a Tailandia que te canceló el covid. ‘Hashtag’: #Jumanji. Eso sí, sus ‘packs’ no son para todos los bolsillos. Con precios que van desde los 650 hasta los 1.300 €, las experiencias Alma Alive incluyen desde habitación y cena hasta masajes, spa, ópera y vino. Para los afortunados que ahorraron durante el confinamiento, es la mejor opción para sentirse Paris Hilton. Aunque sea por una noche.

No muy lejos está el Royal Passeig de Gràcia (84), con opciones más económicas. El ‘pack’ para dos personas ‘Ni en tu casa ni en la mía‘ (que no, no tiene nada que ver con el programa de Bertín Osborne), ofrece, por 89 €, alojamiento durante 24 horas, desayuno, tapeo y la oportunidad de volver a sentirte un turista sin tener que pasar por pelearte con las maletas y las esperas en el aeropuerto. O, si estás por Poble Sec, el Brummell (Nou de la Rambla, 174), que por 170 € también tienes cena, desayuno y habitación para dos, una cita ideal para compensar el 2020 sin Sant Jordi.

Vistas ‘instagrameables’

Con el cierre de los restaurantes hubo un efecto secundario en el que nadie pensó. Los ‘influencers’. ¿Cómo van a rellenar sus ‘feed’ de Instagram sin una fotito nocturna en una terracita románticamente iluminada? Como dice la expresión inglesa: problemas de champán, es decir, dramas insustanciales. Si eres de los que han sufrido un descenso cualitativo en sus fotos en las redes, apunta dos recomendaciones, el Hotel Arts (Marina, 19-21) y el Miramar (Carlos Ibáñez, 3).

El primero, situado en la torre más alta de Barcelona (154 metros, igual que su gemela Mapfre), ofrece unas vistas privilegiadas, unas ‘stories’ que estarán a la altura y el ArtsCation, un ‘pack’ para, a partir de 150 €, disfrutar sus instalaciones. El segundo, en Montjuïc, dispone de ofertas de escapadas románticas por 310 €, ideales para descubrir la ciudad desde sus miradores. Eso sí, llévate abrigo, que la brisa del mar después de la Filomena es más fría que un ‘ghosting’. 

Y para los amantes de la arquitectura barcelonesa, el Cotton House (Gran Via de les Corts Catalanes, 670). Por 130 €, su ‘pack’ para que los locales podamos descubrir su impresionante arquitectura ochocentista neoclásica, un estilo muy usado por la burguesía catalana y que te hará odiar tu piso de 80 metros cuadrados. La oferta incluye alojamiento y desayuno para dos, aunque no cena. Eso sí, como huésped tendrás acceso al restaurante por la noche.

All copyrights for this article are reserved to Portada

Quantcast