Mientras que hace unos años las cupcakes fueron las reinas del panorama repostero internacional (y de Instagram), poco a poco han empezado a compartir trono con tendencias como la repostería vegana o las galletas. Hace ya un tiempo que también las tartas han empezado a despuntar, y ya no solo ocupan un lugar destacado en las redes sociales de influencers y trendsetters gastronómicos, sino también en las cartas de muchos restaurantes.

Pasteles de queso o de zanahoria (a los que solemos referirnos en inglés: cheesecake y carrot cake), brownies, tartas de chocolate, de limón… se consolidan ya como tendencias mientras abren camino a otros pasteles menos conocidos, en general típicos de Estados Unidos, que ya han empezado a conquistar a los paladares españoles. Estos son algunos de ellos.




















Pecan Pie















Una de las tartas estrella de Pie & Co –un establecimiento especializado en tartas ubicado en el barrio de Gràcia de Barcelona, hermano pequeño de Sil’s Cakes– es esta de origen americano todavía desconocida para el gran público. “Es una tarta que se elabora con nueces pecanas, sirope de maíz oscuro y azúcar moreno”, explica Silvia González, a quien le encanta innovar a partir de las recetas clásicas y añadir su propio toque a los pasteles de siempre.







En el caso de la pecan pie, una tarta típica de las Navidades americanas y de festividades como Acción de Gracias, en Pie & Co se respeta, sin embargo, la receta original, que suele enamorar a los amantes de los frutos secos y tiene cada vez más éxito entre la clientela.


Apple Pie






(Mark Schepker / Getty)

















Es otras de las tartas que se están introduciendo a pasos agigantados, según González, entre la clientela de Pie & Co. “Las más populares siguen siendo la tarta de zanahoria, de queso, de limón y el brownie”, que González y su equipo tunean a base de bien (podemos encontrarnos desde un cheesecake con manzana Tatin y crumble de nueces o un pastel con base de cheesecake acompañado de dulce de leche y plátano, por ejemplo).

La tarta de manzana, sin embargo, comienza a hacerse un hueco en el corazón de muchos consumidores, cada vez más aficionados a la repostería con frutas, que se consolida como tendencia. Así lo corrobora María Parejo, de Zarina, en Madrid, un obrador artesanal que sirve pasteles a diferentes restaurantes, entre ellos las populares tartas de chocolate y Guinness y la Red Velvet del restaurante Doñaluz. “Todo lo que lleva frutos rojos tira mucho”, explica Parejo, cuya tarta de limón es una de las estrellas del repertorio de Zarina.


Pumpkin Pie

































El auge de Halloween, una festividad de origen americano que cada vez se celebra más en todo el mundo, ha dado lugar a la popularización del típico pastel de calabaza, otro de los tótems de la carta de Pie & Co cuya receta se respeta escrupulosamente.

Es una especie de bizcocho sabroso y muy esponjoso que se puede decorar con un toque de azúcar glass o con la clásica crema pastelera que solemos encontrar también en el pastel de zanahoria. Muy típico también de festividades como Acción de Gracias, es, en definitiva, un desayuno muy popular en los hogares estadounidenses que ahora llega con fuerza a España.


Dreepcakes






(ALEKSANDR GURIANOV / Getty)

Los dreepcakes o “pasteles que gotean” son “las clásicas tartas de merengue de origen americano decoradas con chorretones”, cuya presencia, según Parejo, comienza a ser habitual en bodas, “ahora que se empieza a desinflar el boom del fondant”.

Parejo explica, de hecho, que las tartas vistosas y de pisos vuelven a verse en las bodas tras unos años de parón. “Durante un tiempo, se dejaron de lado los pasteles y ahora se vuelven a demandar en las bodas, incluso cuando hay otro postre: a los novios les gusta la ceremonia que rodea el momento del pastel”.




















Tartas de letras y números















Las creó la pastelera israelí Adi
Klighofer (@adikosh123), y ahora son tendencia en todo el mundo. Sus populares tartas de letras y números se han convertido en el producto estrella de Zarina.

Decoradas con motivos florales, personalizables y muy vistosas, las tartas de letras y números se elaboran con pasta sablée y un relleno a base de crema pastelera que varía en función de cada creador. “Son las que nos piden más para regalar, pues son muy bonitas y además están muy buenas”, explica Parejo, que las decora con una combinación de flores y frutas.


Pavlova






(GMVozd / Getty)

















Contra todo pronóstico, otra de las tartas más populares de Zarina es esta creación de origen australiano crujiente por fuera y muy cremosa por dentro, elaborada con merengue y decorada con frutos rojos, una pieza que, sin duda, entra por los ojos mucho antes de conquistar los paladares.


Pasteles con ingredientes del súper






(smpics / Getty)

Pese a que tanto en Zarina como en Pie & Co se selecciona cuidadosamente la materia prima, siempre de la máxima calidad, y se elabora absolutamente todo de forma artesanal, en ambos casos se consolida una tendencia que ya podemos ver desde hace tiempo en Instagram: la irrupción de algunos ingredientes de producción industrial como chocolatinas, crema de cacao o galletas en los pasteles artesanales.

Algunos ejemplos son las tartas de Oreo de Pie & Co o uno de los productos estrella de la casa desde hace tiempo: sus cookies con Nutella, seguidas muy de cerca por las de Oreo con doble de chocolate. Junto a estas galletas más dulces y vistosas despuntan otras de espíritu healthy y vegano, como las de avena sin huevo, sin mantequilla y con poco azúcar que elaboran en Zarina, donde también tienen cookies de Nutella.




















All copyrights for this article are reserved to Portada

Quantcast