ERC quiere forzar a Pedro Sánchez a salir del rincón. A que se olvide de su, hasta ahora, táctica negociadora, que ha sido la de no negociar y aventar un mal mayor si el apoyo requerido (a unos presupuestos, a una investidura) no se producía. Y, en cambio, ocupe el centro del escenario con una propuesta. 10 días llevan los republicanos clamando a los cuatro vientos de que se sitúan, ahora mismo, en el no a la investidura de Sánchez y, otros tanto, que tienen la sensación de que en la madrileña calle de Ferraz, donde asienta sus reales el PSOE, poco o nada les creen.

Ante esto, ERC, según pudo saber ayer EL PERIÓDICO, ha decidido realizar una consulta interna a su militancia. Será el próximo lunes 25 de noviembre, vía telemática, y con un horario de votación de nueve de la mañana a ocho y media de la tarde. A las nueve se sabrá el resultado. El momento de la consulta, lejos aún de una eventual sesión de investidura y al principio del proceso negociador, indica a las claras que los republicanos quieren empujar al socialista a moverse, a realizar una oferta.

También la formulación de la pregunta que ha decidido la dirección del partido, que como prometió se ha abonado a las ventajas de la tecnología de los nuevos tiempos, esto es, a las consultas telemáticas, parece pensada para enviar ese mensaje de presión. «¿Está de acuerdo con rechazar la investidura de Pedro Sánchez si previamente no hay un acuerdo para abordar el conflicto político con el Estado a través de una mesa de negociación?». Es decir, votar sí es decirle no a Sánchez…a menos que se mueva.

Cabe recordar que el pasado 10-N, los republicanos se dejaron, con respecto al 28-A, dos escaños y más de 160.000 votos. Y lo hicieron en el ‘rere-país’, donde el apoyo explícito a la investidura fallida de julio escoció más.

Doble blindaje

La consulta es una de las formas de blindaje del partido hacia la opinión pública más partidaria de desentenderse de la gobernabilidad española. La otra es la búsqueda de la unidad estratégica con los posconvergentes, con el fín de ahorarrse el #pressingERC desde este flanco.

En el Parlament se celebró ayer la primera reunión entre republicanos y JxCat, habrá más. La diferencia no es solo de escaños (13 a 8, a favor de ERC), sino también de interlocución. A diferencia de lo que ocurre con los republicanos, no está prevista, de momento, conversación negociadora alguna, cara a al investidura, entre el PSOE y JxCat.

El pasado lunes, en una de esas arengas de las que Ferraz no tomó nota, la número 2 extramuros del partido, Marta Vilalta, ya detalló las condiciones que ponían los republicanos para entender que Sánchez se “movía”. La creación de una mesa de negociación, es decir, un nivel de exigencia superior al de la mesa de diálogo, en la que los participantes se sienten sin cortapisas. Dicho de otro modo, que el PSOE se olvide de ese latiguillo que acompaña a cualquier propuesta de conversaciones y que es «siempre dentro del marco constitucional». Además, explicó entonces Vilalta, esta mesa tenía que contar con un calendario establecido y medidas concretas que permitan garantizar el cumplimiento de lo que se pacte. 

Última decisión

El resultado de las votaciones se trasladará, cuando el momento procesal lo requiera, al consejo nacional del partido. Dicho de otro modo, serán los órganos del partido los que determinen si Sánchez se ha movido mucho, poco o nada. Y los que acabarán decidiendo el sentido del voto final, si es que se celebra sesión de investidura. 

Oficialmente, el PSOE prefiere no adelantar acontecimientos ni hacer especulaciones sobre cuál va a ser la respuesta a la consulta del lunesy abogan por esperar al lunes, detallan Iolanda Mármol y Juan Ruiz. Sin embargo, fuentes socialistas no niegan que esta decisión complica los planes de Sánchez para lograr una investidura rápida, antes de Navidad. Fuentes gubernamentales admiten haber recibido la noticia con sorpresa y creen que el modo en el que está redactada la pregunta no allana el camino a la abstención de ERC. En todo caso, el Gobierno guarda bajo llave la evolución de las negociaciones. 

Siga toda la actualidad política en el canal de Telegram de EL PERIÓDICO (telegram.me/elperiodico).

All copyrights for this article are reserved to Portada