El ‘sí’ a la independencia de Catalunya se ha disparado en los últimos meses y ya casi empata con el ‘no’, que solo mantiene una leve ventaja de un punto. El 46,3% de los catalanes votarían en contra de secesión si ahora se celebrase un referéndum, mientras que el 45,5% votaría a favor. Desde julio, los partidarios de la ruptura han subido 3,5 puntos y los detractores han perdido cuatro puntos, según una encuesta sociopolítica del Centre d’Estudis d’Opinió (CEO) de la Generalitat.

Se trata de la distancia más corta entre ambas opciones desde que, en julio del 2019, el ‘no’ rebasó al ‘sí’ en las preferencias de los catalanes. Antes, durante muchos meses -que empezaron con el referéndum del 1 de octubre del 2017 y el periodo más turbulento del ‘procés’- el ‘sí’ se había situado por delante.

Las respuestas que el sondeo del CEO recoge en su apartado dedicado a los «valores políticos» matizan este dato en muchas direcciones. Cuando se pregunta a los encuestados qué frase les define mejor en cuanto al sentimiento de pertenencia, sigue por delante la opción «tan español como catalán», que elige un 39,7%. Por detrás están «más catalán que español» (23,7%) y «solo catalán» (23,4%). El resto de respuestas obtienen un apoyo muy inferior.

Documento

Encuesta sociopolítica del CEO (octubre 2020)

Encuesta CEO octubre 2020

El sondeo también recoge que ERC ganaría las elecciones catalanas si se celebraran ahora, seguido de cerca por JxCat, pero el independentismo no llegaría al 50% de los votos que se ha marcado como objetivo. La suma de las tres formaciones independentistas se quedaría en el 47,7%, según el CEO.

La encuesta sitúa a ERC como primera fuerza en el Parlament con entre 35 y 36 escaños, y un 23,4% del voto, en segundo lugar se colocaría JxCat con 31 o 32 diputados y el 19,4% de los apoyos, y la tercera posición sería para el PSC con 24 o 25 escaños, Cs podría llegar a perder 20 diputados y se quedaría con 16 o 17, los ‘comuns’ obtendrían 8 o 9, el PP subiría hasta los 7 u 8 asientos en la Cámara catalana, la CUP hasta los 6 o 7, y Vox entraría en el Parlament con entre 4 y 6 escaños.

Mayoría absoluta independentista

Pese a no alcanzar el 50% de los votos, los tres partidos independentistas volverían a lograr la mayoría absoluta tanto en la horquilla baja de la estimación (72) como en la alta (75), aunque también se abriría una mayoría alternativa sumando los escaños de ERC, el PSC y los ‘comuns’ en su estimación más alta, que daría 70 diputados.

All copyrights for this article are reserved to Portada

Quantcast