Los demócratas han hecho una contrapropuesta al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que podría poner fin al cierre parcial de la Administración de más de un mes de duración (la más larga de la historia del país). El número tres del Partido Demócrata en la Cámara de Representantes planteó la idea de otorgarle al mandatario los 5.700 millones de dólares que pide para el muro en la frontera con México, pero sin ceder en la construcción de la valla física y, en cambio, destinando los fondos a distintos medios para la seguridad fronteriza.

El líder demócrata, James, Clyburn, informó a los reporteros que los demócratas estarían dispuestos a cumplir con la petición de Trump de ampliar el presupuesto para la seguridad en la frontera sur si este fuera para crear un “muro inteligente”, es decir, una serie de recursos que incluirían vigilancia con drones, instalación de rayos X y sensores así como el despliegue de más agentes en la patrulla fronteriza.




















Al usar la cifra que el presidente puso sobre la mesa, si sus 5.700 millones son para seguridad fronteriza, entonces nos vemos cumpliendo esa solicitud”




“Al usar la cifra que el presidente puso sobre la mesa, si sus 5.700 millones son para seguridad fronteriza, entonces nos vemos cumpliendo esa solicitud, solo haciéndolo con lo que me gusta llamar usando un muro inteligente”, afirmó Clyburn.

Pero Trump ha exigido los fondos para la construcción de un muro físico, que en algunos tramos debe alcanzar los diez metros de altura. Ello ha llevado a un enfrentamiento directo con los demócratas, que lo rechazan por completo, y ha dejado sin salario a 800.000 trabajadores federales en medio de un cierre parcial del Gobierno que entró este miércoles en su 33º día.









Un hombre mira a través del muro que divide la playa entre Tijuana y EE.UU.
Un hombre mira a través del muro que divide la playa entre Tijuana y EE.UU.
(Spencer Platt / Getty)

El representante Steny Hoyer, el segundo demócrata de la Cámara, también dijo que los demócratas discutirán “sumas sustanciales de dinero adicional” para la seguridad de la frontera como parte de un posible acuerdo.

La oferta de Clyburn es un aumento monetario significativo sobre las facturas aprobadas anteriormente por los demócratas, que incluyeron solo alrededor de 1.300 millones para este año en seguridad fronteriza adicional, sin nada de eso destinado a ningún muro.




















La oferta de Clyburn es un aumento monetario significativo sobre las facturas aprobadas anteriormente por los demócratas





El Senado de EE.UU. ha programado dos votaciones para el jueves sobre sendas propuestas para acabar con el cierre parcial. Cada una de las cuales requerirá el respaldo de 60 senadores para avanzar.

La primera votación es sobre la iniciativa anunciada el pasado sábado por Trump. El presidente ofreció extender dos programas migratorios cancelados por él mismo, la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), que afecta a los conocidos como dreamers (inmigrantes que llegaron a EE.UU. siendo menores de edad), y el Estatus de Protección Temporal (TPS) para refugiados extranjeros, a cambio de los 5.700 millones de dólares para construir el muro.


Una patrulla fronteriza vigila la frontera sobre la ciudad de Tijuana, México
Una patrulla fronteriza vigila la frontera sobre la ciudad de Tijuana, México
(Spencer Platt / Getty)

En caso de que fracase la primera, se procederá a la segunda votación de una “resolución continua” propuesta por los demócratas. Es un tipo de legislación de asignaciones presupuestarias que permite reservar fondos para departamentos, agencias y programas federales específicos durante tres semanas.


















Sus perspectivas parecen sombrías. La Cámara de Representantes ha aprobado varios proyectos de ley similares, pero Trump ha rechazado la legislación que no incluye la financiación del muro fronterizo. El líder de la mayoría en el Senado, el republicano Mitch McConnell, señaló anteriormente que no consideraría un proyecto de ley que Trump no apoyó.


Trump ha rechazado la legislación que no incluye la financiación del muro fronterizo





Mientras, por la parte demócrata, rechazan cualquier propuesta que incluya la construcción del muro y dicen se niegan a negociar la seguridad fronteriza antes de reabrir el gobierno. Y, en cuanto a la propuesta del sábado de Trump, aseguran que no cambiarían una restauración temporal de las protecciones de los inmigrantes de la deportación a cambio de un muro fronterizo permanente que consideran inefectivo.

El plan de Trump es “envolver con papel el mismo paquete partidista”, afirmó el martes el líder demócrata del Senado, Chuck Schumer.


El plan de Trump es envolver con papel el mismo paquete partidista”




Trump, en una serie de tuits de la mañana, pidió a sus compañeros republicanos que apoyen su prometido muro fronterizo. Según su agenda, el presidente esperaba discutir hoy su plan de inmigración con líderes locales y conservadores en la Casa Blanca.


















Los trabajadores federales están luchando para llegar a fin de mes durante el cierre del Gobierno más prolongado en la historia de los Estados Unidos. Muchos han recurrido a la asistencia por desempleo, a los bancos de alimentos y otros tipos de apoyo, o han buscado nuevos empleos.

Un sondeo de Reuters / Ipsos de la semana pasada reveló que más de la mitad de los estadounidenses culpan a Trump por el cierre, incluso cuando ha tratado de trasladar la culpa a los demócratas después de haber dicho inicialmente que estaría “orgulloso” de cerrar el Gobierno.


Más de la mitad de los estadounidenses culpan a Trump por el cierre
























All copyrights for this article are reserved to Internacional