• El tapabocas dejará de ser obligatorio en espacios abiertos salvo en eventos al aire libre de pie o donde no se pueda guardar la distancia interpersonal

A partir del jueves, uno de los mayores símbolos de la pandemia, la mascarilla, dejará de ser obligatoria en el exterior, salvo en eventos al aire libre donde los asistentes estén de pie o sentados a menos de metro y medio, como por ejemplo en conciertos. El Consejo de Ministros ha modificado este martes el decreto a través del cual, el 24 de diciembre y en plena escalada de la sexta ola, se obligó a usar el tapabocas por la calle y en espacios abiertos en cualquier circunstancia, salvo para hacer deporte. El cambio legal se publicará el miércoles en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y entrará en vigor el jueves.

La ministra portavoz, Isabel Rodríguez, ha aclarado que el tapabocas tampoco será obligatorio en los patios de los centros educativos. «Esta vez sí [los niños] podrán jugar sin las mascarillas. Han dado un gran ejemplo de responsabilidad y será una gran noticia para ellos, sus maestros y sus padres y sus madres», ha señalado tras el Consejo de Ministros. 

La flexibilización en el uso de la mascarilla llega justo una semana después de que el Congreso convalidara por la mínima el decreto por el que se endureció su uso. La convalidación fue posible porque se incluyó en el decreto la revalorización de las pensiones pero la oposición reprochó al Gobierno esta treta y que forzara su aprobación cuando ya había señales de la bajada de la incidencia y después de que varios estudios hayan demostrado la escasa utilidad de la mascarilla en exteriores para frenar los contagios.

De hecho, una semana después el Gobierno ha rectificado y, a falta de conocer todos los detalles que publicará el BOE el miércoles, esta es una guía de uso sobre dónde será obligatorio y donde no la prenda que ha acompañado a los españoles desde el fin del duro confinamiento de 2020.

No será obligatorio usar la protección en los espacios al aire libre de uso público, salvo en eventos en los que los asistentes permanezcan de pie o estén sentados pero no se pueda guardar entre ellos la distancia de seguridad de metro y medio, como conciertos o partidos de fútbol. Además, el Consejo Interterritorial de Salud acordó recomendar su uso en aglomeraciones, es decir, cuando se transcurra por una calle abarrotada o se esté esperando a cruzar el semáforo y se agolpen muchas personas. 

En los colegios tampoco será obligatorio su uso en el patio para los alumnos mayores de seis años, dado que los pequeños ya están liberados tanto en el interior como el exterior. La comisión delegada para el Covid-19 del Govern ha adoptado este martes la decisión coincidiendo con la modificación del decreto por parte del Consejo de Ministros.

No obstante, algunas autonomías dudan de que esta modificación sea suficiente para llevar el cambio a los centros educativos y reclaman cambiar también el protocolo educativo vigente. Galicia, por ejemplo, ha informado este martes que, por el momento, las mascarillas seguirán siendo obligatorias en los patios.

La flexibilidad del uso en los centros educativos supone una novedad sobre la situación anterior a diciembre, cuando solo la Comunidad de Madrid había dado libertad a los colegios para liberar a los alumnos de la protección al aire libre pero muchos centros no adoptaron la decisión por precaución.

Noticias relacionadas

En cualquier sitio público e interior, seguirá siendo obligatoria. En concreto, el decreto de diciembre mandataba su utilización “en los medios de transporte aéreo, marítimo, en autobús, o por ferrocarril, incluyendo los andenes y estaciones de viajeros, o en el teleférico; así como en los transportes públicos y privados complementarios de viajeros en vehículos de hasta nueve plazas, incluido el conductor, si los ocupantes de los vehículos de turismo no conviven en el mismo domicilio”. “En el caso de los pasajeros de buques y embarcaciones, no será necesario el uso de mascarillas cuando se encuentren dentro de su camarote”, señalaba el decreto de diciembre y todo indica que no va a ser modificado.

La guía gubernamental de buenas prácticas en los centros de trabajo indica que la mascarilla “no es imprescindible durante la jornada laboral si el tipo de trabajo no lo requiere y si se mantiene la distancia interpersonal” entre trabajadores. El decreto gubernamental de medidas urgentes de prevención frente al covid no dice nada nuevo al respecto y tampoco es previsible que se introduzcan en la modificación que se publique el miércoles. 

All copyrights for this article are reserved to Portada