Uno de los mayores certámenes musicales del país es el veterano BarnaSants, el festival dedicado a la canción de autor que llega ya su edición número 26 con nada menos que 140 conciertos que tendrán lugar hasta finales de mayo. Todo un respiro para el sector de la música que ha padecido las restricciones provocadas por la crisis sanitaria y cuya celebración supone un alivio para los artistas. Uno de sus apartados más interesantes es el que dedica cada año a la música tradicional en colaboración con el Centre Artesà Tradicionàrius con el que comparte sus valores culturales, igualitarios, lingüísticos, populares y su defensa de las libertades. La oferta conjunta de este año se concreta en siete interesantes conciertos que se inician hoy bajo el título genérico Trad d’autor.

La pareja de moda y las brujas

El primero de ellos se celebrará esta noche, excepcionalmente, en el Teatre Joventut de l’Hospitalet (20 h., 22 €) y consiste en la actuación del dúo formado por Maria Arnal y Marcel Bagés. Esta pareja sorprendió a todo el mundo con su disco 45 cerebros y 1 corazón, considerado por la crítica como el mejor del año 2017, con temas en castellano y catalán. Un dúo que en muy poco tiempo se ha puesto de moda hasta convertirse en todo un fenómeno que se tradujo en una docena de premios y una gira por cuatro continentes. Su fórmula se basa en la sensibilidad a partir de la simplicidad. Con tan solo la voz, una guitarra y poco más han reinventado la música popular y la han convertido en himnos como Canción total Tú que vienes a rondarme. Y en directo sorprenden aún más. Este concierto será el preestreno de su nuevo trabajo, Clamor, que se publicará el próximo 5 de marzo, con el que redimensionan el concepto de tradición y lo introducen definitivamente en el mañana añadiendo, también, la música electrónica. Habla de los cambios personales, colectivos y globales a los que nos aboca un planeta en crisis y nuestra infinita capacidad de transformación ante las adversidades y los retos del futuro.

La segunda cita tendrá lugar mañana sábado 21 y, como el resto de recitales, en el Centre Artesà Tradicionàrius (19 h., de 12 a 15 €) donde la protagonista será Maria Rodés con su último trabajo, Lilith, la llum de les bruixes. Para el mismo se ha inspirado en el mundo de las brujas debido a sus múltiples connotaciones a lo largo de la historia. Su título hace referencia a la primera mujer de Adán según el judaísmo, que se rebeló ante su autoridad. La propia Rodés explicaba a Jordi Bianciotto en EL PERIÓDICO que “las mujeres que cantaban o hacían música resultaban sospechosas. Igual que las astrónomas, que podían predecir los eclipses: la gente no lo entendía y las acusaban. También a las mujeres con neurosis, a las solteras, a las amantes… Había muchas excusas para tachar a una mujer de bruja. En este trabajo hay una mirada atrás hacia mis antepasadas, aunque todavía hoy hacer música tiene unas implicaciones: para mí, siendo cantante, es más difícil formar una familia o tener una estabilidad económica”. Actuará acompañada por la guitarra clásica de Isabelle Laudenbach (una de las creadoras de Las Migas) y la eléctrica de Marina Tomás, el violonchelo de Marta Roma y Pep Pascual, el socio de Pascal Comelade, en los instrumentos de viento y percusión.

El regreso de un clásico y un homenaje

El ciclo continúa con una formación clásica, la Companyia Eléctrica Dharma (viernes 26, 18 y 20 h., 22 €) que vuelve a los escenarios con Flamarada, un disco atrevido y radical para demostrar que, pese a sus más de 40 años de trayectoria, siguen enfrentándose a nuevos retos. Ahora ofrecen un concierto más íntimo y cercano de lo habitual, muy alejado de los grandes auditorios. Tras el fallecimiento en el 2013 del cofundador y letrista Josep Fortuny, no se han dejado abatir por la tristeza y han unido fuerzas para crear un nuevo sonido pero siendo fieles a su esencia. En el mismo combinan piezas instrumentales que compusieron durante un viaje a Mali con otras de tono más reivindicativo como Al mar ressonen crits (en referencia a los refugiados) o Resistir és vèncer, a partir de un poema escrito por Jordi Cuixart.

Joan Tomàs será el protagonista de un homenaje el viernes 5 de marzo (20 h., de 10 a 12 €) coincidiendo con el 125 aniversario de su nacimiento. Fue un músico y folclorista, subdirector del Orfeò Català y autor de las armonizaciones de un gran número de canciones tradicionales catalanas. El concierto se titula Que les cançons tornin al poble i que el poble les canti. Para este tributo se han reunido tres generaciones de músicos de tres territorios: Valencia, Rosselló y Catalunya, representados por Carles Belda (acordeón y voz), Sandra Monfort (guitarra y voz) y Gisela Bellsolà (voz).

La newsletter de On Barcelona

Dicen que si activas esta newsletter delante de un espejo a medianoche, se te aparece Pocholo y te lleva de fiesta. Ana Sánchez te descubre cada semana los planes más originales de Barcelona.

Suscríbete

El ayer visto desde el hoy

Vega, el llegat de les àvies es el título de la propuesta de Paula Grande y Anna Ferrer (7 de marzo, 19 h., de 10 a 12 €) y es una propuesta sonora que une el pasado con el presente combinando elementos tradicionales con música latina, rap o electrónica. Su álbum, compuesto por diez canciones parte del cancionero en línea Cantut, cançons de tradició oral, que explora el papel de las mujeres en los dos últimos siglos y que pretende visibilizar y dar voz a las madres, hijas, niñas y jóvenes de generaciones pasadas. Incluye temas alegres y luminosos como Caterineta, Tango o Pepito y otros más profundos como La mare. Canciones que explican historias de mujeres del pasado con ritmos bailables para unir la tradición con la modernidad.

El 20 de marzo habrá un doble concierto que se iniciará con una pareja que comparte vivencias musicales desde hace más de 45 años: el romancero Jaume Arnella y el músico Rafel Sala (19 h., de 10 a 12 €). Su recital se titula Com t’ho diría? Cançons de confinament y se basa en los temas que interpretaron durante esos días de encierro para un público virtual y que ahora han plasmado en un disco. Son canciones que ayudar a respirar, a oxigenar los sentimientos y las relaciones. Entre ellas figuran A prop la platja (dedicada a la tarea de rescate que lleva a cabo Open Arms), Frangosyriani (una canción con aires griegos) o Ja n’hi ha prou, un tema compuesto en el 2009 que han recuperado para la ocasión.

La otra actuación de ese día estará a cargo del grupo Fetus que homenajeará al propio Arnella con Sota, cavall i rei. El grupo ampurdanés pretende rendirle tributo huyendo de la nostalgia para convertirlo en un canto a la vida. Su intención es la de revisar el cancionero de este juglar catalán para interpretarlo en clave punk de garaje, como si fuera una versión catalana de The Pogues. En sus temas le cantan al vino, al viento, al Compte Arnau de Verdaguer, al Fèlix de Ramon Llull o al maqui Quico Sabaté. Una sesión doble muy sorprendente que, como es habitual en el ciclo, combina tradición con modernidad y que será un espléndido colofón para demostrar que la música popular es más actual que nunca.

Te puede interesar

item

‘Trad d’Autor’

¿Dónde? en el Joventut de l’Hospitalet (Joventut, 4) y Centre Artesà Tradicionàrius (travesía de Sant Antoni, 6).

¿Cuándo? desde hoy y hasta el 20 de marzo.

Precio: de 10 a 22 euros, según el concierto.

Más información: Centre Artesà Tradicionàrius.

All copyrights for this article are reserved to Portada

Quantcast