A la novena jornada, y tras un irregular inicio, el Barça se ha encaramado al liderato de la Liga tras protagonizar un sábado redondo. Todo empezó con la goleada en Ipurua ante el Eibar (0-3), que le convertía en líder provisional, a la espera de lo que hiciera después el Madrid en Mallorca. Y el Madrid caía derrotado (1-0) provocando un nuevo orden en la clasificación.

Además, el empate del Atlético en su casa ante el Valencia (1-1) ha contribuido a dibujar un sábado prácticamente perfecto para el equipo de Valverde. El liderato provisional de los azulgranas se transformó en definitivo al consumarse la derrota madridista.

Del octavo al primer puesto en 4 jornadas

En las cuatro últimas jornadas, coincidiendo con los triunfos sobre Villarreal, Getafe, Sevilla y Eibar, el Barça ha protagonizado un ascenso espectacular en la clasificación. Era octavos y ahora es primero. «Si queremos hacer este año cosas importantes, tenemos que meter más vida», se ha quejado Zidane, lamentando «el mal inicio» de su equipo contra el Mallorca.

«Las bajas no son excusa. Tenemos que demostrar que cada jugador tiene nivel para jugar aquí» (Zidane)

No se quiso amparar el técnico en las numerosas bajas que tenía. «Eso no son excusas. Tenemos que demostrar que cada jugador tiene nivel para jugar aquí. No es un problema de jugadores. Estando todos aquí y cada uno tiene, cuando le toca, tiene que jugar bien. Cada uno puede opinar en la alineación, pero es la decisión que tomé. Tengo que analizar bien. En caliente no sirve. No estoy contento con el partido, pero hay que ver lo que pasó», ha subrayado Zidane.

All copyrights for this article are reserved to Portada

Quantcast