En su desesperado intento por fichar un delantero para suplir la ausencia del lesionado Luis Suárez, el Barça ha protagonizado una operación rocambolesca. Tras explorar el mercado de manera urgente no ha encontrado recambio para el uruguayo, a pesar, de que como informó el diario francés L’Equipe, llegó a un acuerdo con Cedric Bakambú, el exdelantero del Villarreal (28 años), que milita ahora en el Beijing Guoan chino.

En apenas 24 horas, Bakambú se vio dentro y fuera del Barça. Supo a través de los dirigentes del club chino que Eric Abidal, el secretario técnico azulgrana, se había puesto en contacto para agilizar una cesión hasta final de temporada. Entonces, el delantero se imaginaba ya jugando con Messi y Griezmann en el Camp Nou.

Recién llegado a Seúl (Corea del Sur), via Dubai, y mientras preparaba el debut de su equipo en la próxima Champions asiática el 11 de febrero, Bakambú hizo las maletas para regresar a Europa. Cogió un avión y cuando bajó, según el relato del diario francés, en Hong-Kong para hacer la escala técnica recibió la llamada de Abidal anunciándole que el acuerdo de cesión se había roto.

«Casi» del Barça

Ya había dicho Bakambú que no a la posibilidad de volver al Villarreal, quien finalmente ha contratado a Paco Alcácer por 25 millones de euros, pero no podía rechazar la puerta abierta del Camp Nou. A través de su cuenta personal de Twitter, el delantero congoleño ha ido confirmando la oferta azulgrana exhibiendo Transfermarkt, la página especialista en el mercado mundial.

No solo eso. Luego, Bakambú también bromeó diciendo que «pase lo que pase confiamos en el proceso», al tiempo que acababa esas horas frenéticas con un mensaje para Griezmann. «Te veo en otro momento». Y el Barça, de momento, sin delantero centro para suplir a Suárez encarando el último día de fichajes.

All copyrights for this article are reserved to Portada

Quantcast