• Las otras infracciones más comunes son el incumplimiento del toque de queda y no acatar el confinamiento perimetral

El Departament de Salut asumió, tras el primer estado de alarma, la gestión de las multas anticovid. El desconfinamiento domiciliario dio paso a la ‘nueva normalidad’ marcada por el uso obligatorio de la mascarilla, la distancia interpersonal recomendada, el toque de queda y el cierre del ocio.

Según datos a los que ha tenido acceso EL PERIÓDICO, a través de una petición al Portal de Transparencia, desde junio de 2020 han abierto un total de 179.871 expedientes, de los cuales 47.413 con carta de pago, es decir, con sanción, y el 20,33% ya han sido pagadas. Durante el primer estado de alarma (del 14 de marzo de 2020 al 21 de junio de 2020), el Departament d’Interior se hacía cargo de la gestión de las sanciones y levantó 176.972 actas, de las cuales 116.139 acabaron tramitándose como expedientes.

La tipología de las infracciones es muy variada, pero el 99,6% de las multas registradas son tipificadas como «faltas leves» (de hasta 3.000 euros), ya que solo 192 se consideran «graves» (de 3.001 a 60.000 euros) y ninguna «muy grave» (de 60.001 euros a 600.000 euros). ¿La más común? No usar la mascarilla, un acto sancionado con una multa de 100 euros.

Noticias relacionadas

El 65% de las denuncias recibidas por parte de los Mossos d’Esquadra y las policías locales es por no cumplir con la exigencia de utilizar el tapabocas en espacios cerrados o en el aire libre cuando era obligatorio en el caso de que no se pudiera mantener la distancia interpersonal. Hasta 30.861 personas fueron requeridas por ello, muy lejos de las otras dos infracciones más comunes: incumplir el toque de queda (3.625 multas) y mantener el «orden de confinamiento» (3.533 sanciones) cuando este era obligatorio y perimetrado por zonas.

El cuarto y el quinto lugar lo ocupan las reuniones (2.430) y el consumo de alcohol en la vía pública (1.718), aunque cabe señalar que según los datos aportados por la Generalitat hay 3.705 personas que infringían «más de una infracción». Los incumplimientos menos comunes son la apertura de locales con expresa prohibición (85), no obedecer las limitaciones de aforo (38) y el no acatamiento a planea y protocolos diseñados (183).

All copyrights for this article are reserved to Portada