«;ultimaHoraHtml += «

«;ultimaHoraHtml += «

» + json.title + «

«;if (json.lead !== «») {ultimaHoraHtml += «

» + json.lead + «

«;}ultimaHoraHtml += «

«;
document.getElementById(«urgente»).innerHTML = ultimaHoraHtml;

}
}
});











El secretario de Defensa en funciones de EEUU, Patrick Shanahan

REUTERS / KEVIN LAMARQUE






Publicado 29/01/2019 18:07:23CET

MADRID, 29 Ene. (EUROPA PRESS) –

El secretario de Defensa en funciones de Estados Unidos, Patrick Shanahan, ha destacado este martes que Estado Islámico perderá el pequeño territorio que controla en Siria en un plazo de «un par de semanas».

«Diría que más del 99,5 por ciento del territorio que controló Estado Islámico ha sido devuelto a los sirios. En un par de semanas será el cien por cien», ha dicho en su primera rueda de prensa desde que su predecesor, Jim Mattis, abandonara el cargo el 1 de enero en protesta por la decisión del presidente, Donald Trump, de retirar las tropas del país árabe.

Shanahan ha destacado que los yihadistas «ya no controlan territorios clave» ni «centros de población significativos», al tiempo que ha confirmado que las tropas estadounidenses están en las primeras fases de una «retirada deliberada, coordinada y disciplinada», según ha informado el diario local ‘The Washington Examiner’.

Las palabras de Shanahan han llegado después de que las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) señalaran que los yihadistas se encuentran atrincherados junto a sus esposas e hijos en una pequeña zona de la provincia siria de Deir Ezzor (este), lo que ha provocado una ralentización de las operaciones.

Las FDS, respaldadas por la coalición internacional que encabeza Estados Unidos, se hicieron la semana pasada con el control de Al Baghuz, la última que controlaban los yihadistas en el país árabe. Tras ello, afirmaron que la lucha contra Estado Islámico en el país árabe está «en sus últimas fases».

Esta coalición de milicias, cuyo principal integrante son las kurdas Unidades de Protección Popular (YPG), aseguró el 17 de enero que incrementaría sus operaciones contra Estado Islámico, un día después de la muerte de 16 personas en un atentado de los yihadistas en Manbij (norte).

El grupo yihadista había quedado recluido en algunos puntos de la provincia de Deir Ezzor, en la orilla oriental del río Éufrates y cerca de la frontera con Irak –donde fue derrotado militarmente a finales de 2017–, y zonas del desierto sirio.

Estado Islámico ha seguido perpetrando atentados de forma frecuente en Irak y ha lanzado varias ofensivas en los últimos meses en Siria para intentar expandir sus territorios y reducir la presión a la que se está viendo sometido, si bien no ha tenido éxito.




Contador













All copyrights for this article are reserved to Internacional