El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, instó este martes al pueblo venezolano a “hacer oír su voz” contra el presidente, Nicolás Maduro, y a apoyar al líder de la oposición, Juan Guaidó, en un video donde hay algunas frases en español y que ha lanzado un día antes de las protestas nacionales convocadas por la oposición con el fin de derrocar el régimen de Maduro.

“Nicolás Maduro es un dictador sin poder legítimo”, asegura Pence en el video,, que comienza con el saludo “Hola, I’m Mike Pence” y concluye de manera más ominosa con un “¡Vayan con Dios!”.


En el mensaje, Pence llama “valiente” a Guaidó






















El nombre de Pence es bastante desconocido para la mayoría de los venezolanos, que solo están acostumbrados a escuchar el nombre del presidente Donald Trump en los discursos regulares televisados de Maduro. No obstante, el video del segundo al mando del Gobierno de EE.UU. ofrece un poderoso respaldo público a los esfuerzos por expulsar al líder venezolano.

En el mensaje, emitido principalmente en inglés con subtítulos en español, Pence llama “valiente” a Guaidó, recientemente juramentado presidente de la Asamblea Nacional, y dice que la asamblea es “el último vestigio de la democracia en su país”.








“Cuando hagan oír sus voces mañana, en nombre del pueblo estadounidense, le decimos a todas las buenas personas de Venezuela: ‘estamos con ustedes’’’. Aunque Pence asegura que envía el mensaje en nombre de Trump y el pueblo estadounidense, el presidente de EE.UU. no participa en el video.

El lanzamiento se produce un día antes de las protestas a nivel nacional solicitadas por Guaidó para unir a una oposición desmoralizada por las tácticas opresivas del gobierno de Maduro y la economía destrozada de la nación. El lunes, guardias nacionales rebeldes fueron detenidos en Caracas y acusados de robar armas, lo que provocó protestas espontáneas en apoyo a los agentes en un barrio de clase trabajadora de la capital venezolana, a unos dos kilómetros del palacio presidencial.




















El mensaje corre el riesgo de ayudar a Maduro a reunir apoyo en torno a la idea de que los “yanquis” están intentando respaldar un golpe de Estado





El mensaje de EE.UU., más asertivo, corre el riesgo de ayudar a Maduro a reunir apoyo en torno a la idea de que los “yanquis” están intentando respaldar un golpe de Estado contra su Gobierno. Pero incluso la historia a retazos de la participación estadounidense en los asuntos políticos latinoamericanos se ha debilitado para muchos venezolanos y opositores de Maduro en toda la región.

Antes de que la oposición tomara el control de la Asamblea, Maduro controlaba efectivamente todas las capas del Gobierno, en una nación con una de las reservas de petróleo más grandes del mundo. Esta semana, la Corte Suprema del país anuló todas las acciones recientes de la Asamblea en un intento por desacreditar aún más a la institución, que ya había sido despojada de casi todos sus poderes en 2017.


Heridas causadas supuestamento por balas de goma disparadas por la Guardia Nacional Bolivariana este martes en Caracas
Heridas causadas supuestamento por balas de goma disparadas por la Guardia Nacional Bolivariana este martes en Caracas
(Fernando Llano / AP)

















Maduro, quien reemplazó al fallecido Hugo Chávez en 2013, comenzó un nuevo mandato de seis años el 10 de enero.

Guaidó quiere que los militares dejen de apoyar a Maduro, formar un gobierno de transición y convocar elecciones. Guaidó y sus partidarios dicen que el nuevo periodo de Maduro es ilegítimo; cerca de 60 países concluyeron que la elección fue fraudulenta.


Esta semana, la Corte Suprema del país anuló todas las acciones recientes de la Asamblea en un intento por desacreditar aún más a la institución





A lo largo de la presidencia de Trump, Pence ha dirigido los esfuerzos de la administración para aumentar la presión contra Maduro, incluidos el diálogo repetido con los líderes de otros países y las visitas a la región. En los últimos días ha intensificado su campaña.

El 10 de enero, Pence calificó la posesión de Maduro como una “farsa” y dijo que EE.UU. no reconocía los resultados de las elecciones. Tres días después, anunció que EE.UU. apoyaba “firmemente” la postura de Guaidó.

“Es un derecho del pueblo venezolano elegir a sus líderes, libre de toda coerción, y EE.UU. continuará presionando por la restauración completa de la democracia”, dice Pence. El vicepresidente de EE.UU. llamó a Guaidó el 15 de enero para expresarle su apoyo, de acuerdo con una lectura de la llamada.


















La Unión Europea (UE), el Grupo de Lima y EE.UU. han rechazado la toma de posesión de Maduro, que está en el poder desde 2013 y resultó reelegido para un periodo de seis años más en unas elecciones celebradas el pasado mayo y no reconocidas por la mayor parte de la comunidad internacional.


Guaidó quiere que los militares dejen de apoyar a Maduro, formar un gobierno de transición y convocar elecciones
























All copyrights for this article are reserved to Internacional