El Foro Económico Mundial de Davos, donde se reúnen cada año los ricos y poderosos del mundo, los gurús de las finanzas, los jefes de Estado y de gobierno, es el lugar más adecuado para las defender reivindicaciones. Así lo entiende una oenegé, Crossroads Foundation, con sede en Hong Kong, que desde el 2009 invita a los asistentes a ponerse durante 75 minutos en la piel de un refugiado para que sepan lo que sienten las personas más vulnerables del mundo.

Así, esta mañana, mientras hombres de negocios, banqueros y ejecutivos tomaban su café matinal en el hotel Hilton admirando los Alpes suizos, en el aparcamiento subterráneo tenía lugar una escena perturbadora: unos hombres armados hacían arrodillarse a varias personas y les despojaban de sus relojes. Un día en la vida de un refugiado es una simulación, lo más realista posible. No consiste en un solo día sino que se trata de abarcar lo que le ocurre a una persona a lo largo de varios días o semanas desde el momento en que tiene que abandonar su hogar.




















Los 'refugiados', debidamente ataviadas las mujeres, cruzan una frontera
Los ‘refugiados’, debidamente ataviadas las mujeres, cruzan una frontera
(Crossroads Foundation)

Según los organizadores, hoy más necesaria que nunca debido a las políticas anti inmigración que se están aplicando en Occidente. Precisamente el martes, Naciones Unidas criticaba una vez más a los países europeos por prohibir el acceso de los barcos de rescate a sus puertos, dejando toda la responsabilidad a los guardacostas libios para que los devuelvan a un país en conflicto permanente.







“Ahora el mensaje es más efectivo, y lo traemos a Davos porque aquí está la gente que hace la política, y queremos darle la oportunidad de ponerse en la piel de un refugiado durante un rato”, explica Sally Begbie, de Crossroads Foundation, a la agencia Reuters. No hay ningún actor profesional en el equipo, la acción es llevada a cabo por cooperantes y personas que algún momento de su vida han pasado por la condición de refugiadas o desplazadas.


Una 'refugiada' es interrogada por dos soldados
Una ‘refugiada’ es interrogada por dos soldados
(Crossroads Foundation)

















En la organización son conscientes de que la gran mayoría de los asistentes al foro de Davos permanece al margen de la realidad de los refugiados, y se trata de que acaben utilizando su poder de influencia y su capacidad de decisión para generar cambios. Con los años, algunos participantes en la simulación se han implicado en proyectos concretos de asistencia en campos de refugiados. “Me ha conmovido mucho, lo recordaré siempre”, dijo un ejecutivo de Hewlett Packard de 26 años, después de la experiencia. Desde el pasado martes y hasta mañana jueves hay tres sesiones de simulación al día,




















All copyrights for this article are reserved to Internacional